Esclavitud moderna practicaba banda “Mito Padilla”, según jefatura de TIGRES

743
La banda de “Mito Padilla” tiene registrado todo tipo de hecho criminal en los últimos de 10 años en ese sector del país.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Una especie de esclavitud moderna ejercían los miembros de la estructura criminal “Mito Padilla” en la comunidad de La Cumbre y sus alrededores, según informaron autoridades de la Tropa de Inteligencia y Grupos de Respuesta Especial de Seguridad (TIGRES).

De acuerdo a Javier Díaz Herrera, jefe de esa fuerza de seguridad, la banda delictiva raptaba a las niñas menores de edad de esa comunidad. Luego las llevaban a casas lejanas ubicadas en las montañas que les servían como refugio.

En ese lugar eran abusadas y sometidas a sus antojos.

“Los padres no volvían a saber de sus hijas. Raptaban obreros y hombres productivos que trabajan en labores de labranza, que cuidaban ganado. La única paga eran amenazas de que si no trabajan para ellos, sus familias iban a ser asesinadas”, reveló Herrera.

Asimismo, manifestó que la banda de “Mito Padilla” tiene registrado todo tipo de hecho criminal. Todos ejecutados en los últimos 10 años en ese sector del país. También señaló que su modus operandi era sembrar el terror en la población para que no los denunciaran.

“Por más de 10 años mantuvieron en zozobra a esa comunidad. Una serie de asesinatos y crueldades que se daban en La Cumbre. Una comunidad aledaña al Rosario, a Guayape y a la Unión, Olancho”, estableció el elemento policial.

De igual forma, expresó que las características del terreno le facilitaba la movilidad a la banda criminal.Pues al ser un sector montañoso, ellos ya sabían sus rutas de escape.

Nota relacionadaTegucigalpa: cae el segundo integrante de la banda «Mito Padilla»

Comenzaron robando ganado y luego asesinaban a los que se oponían

Herrera aseguró que la banda de “Mito Padilla” comenzó inicialmente con el delito de abigeato o robo de ganado a los ganaderos de la zona. Pero como se organizaron para hacerles frente, la banda criminal se vio obligada a cambiar su modus operandi.

“Empezaron a asesinar a todas aquellas personas que se oponían a sus actividades delictivas. Realmente se desconoce el número de personas que asesinaron, pues la mayor parte de la gente que murió se quedó en esas montañas”,  detalló.

Sobre el operativo donde perdieron la vida dos elementos de la Tropa TIGRES, el jefe policial narró que ayer, a eso de las 5:20 a.m., los policías se acercaban a la zona para esperar la hora y la claridad indicada debida a que aún estaba oscuro.

Sin embargo, como tipo emboscada, empezaron a surgir disparos de varias partes. No contaban con que los criminales estaban ubicados en una zona alta de la localidad. Producto de eso, los dos agentes policiales recibieron impactos.

Para finalizar, estableció que desde hace varios meses hacían trabajo de inteligencia en el área para darles captura a los delincuentes.