El controvertido Rob Gronkowski, el rey del vicio del deporte, y la modelo Camille Kostek han protagonizado la gran polémica del desfile de los campeones de los Patriots por las calles de Boston tras ganar la Super Bowl LIII.

Durante el desfile ante más de un millón de personas ‘Gronk’ fue grabado por un aficionado manoseando los pechos de Camille Kostek.

Gronkowski y Kostek, ex cheerleader de los Patriots y gran musa del legendario Swimsuit de Sports Illustrated de 2018, son una de las parejas más famosas del deporte en Estados Unidos.

En los días previos de la Super Bowl 2018 Camille Kostek llamó la atención de los medios por su confesión; de que perdió trabajos como modelo por un supuesto sobrepeso.

En la Super Bow un comentado twerking en las gradas de Kostek se convirtió en viral.