Escalofriante y fría confesión de pareja que violó y mató a niña de 4 años

4319

Una niña de tan solo cuatro años de edad, «a quien andaban regalando», fue abusada sexualmente en El Tuma La Dalia, Nicaragua, por una joven pareja de esposos, que, de una manera fría sin escrúpulos y aparentemente sin remordimiento, confesó a la Policía.

El primero en mención es Pedro Pablo Dávila Hernández, quien ante las cámaras, declaró lo ocurrido en este horrendo crimen.

«21 años cumplidos (…) del municipio La Dalia (…) dos hijos. Esposa Fanny del Carmen Pérez Zelaya», comienza cuando le preguntan sus generales de ley.

De una manera mecánica y sin mostrar nervios, Pedro Pablo describe que la niña llegó a la casa porque «su hermana la andaba regalando», por lo que esta pequeña vivió cuatro meses con él y su esposa.

Luego sin que le pesen las palabras confiesa que cometían agresión física contra la niña. «Yo le pegaba con una vara de café y a veces con faja, pero mi esposa le pegaba con el palo de una escoba y le pegaba con la faja también. La niña era malcriada», asegura el desalmado sujeto.

Lea también: Hombre degollado en Choloma queda vivo; lo acusan de «violador»

La violación, contada sin remordimiento

Asimismo, el sujeto confesó que a la niña la mataron a golpes. «Yo le pegué con una vara de café y mi esposa le pegó con el palo de una escoba, y la niña cayó y yo la recogí y la fui a acostar a la cama», dijo.

Luego, ante las preguntas realizadas con agentes policiales de la Comisaría de la Mujer, confesó, sin pena, que, en efecto, sí abusó sexualmente de la niña. Conto con detalle hasta qué día y cómo lo hizo.

«Sí. Dos veces. Fue el sábado 19 de septiembre, en la madrugada como a las 2 o 3 ahí (…) Yo me levanté tratando de que ella no escuchara cuando ella estaba dormida y le toqué sus partes íntimas y la apreté e introduje el dedo en las partes íntimas de ella», confiesa el criminal.

«La segunda vez le quité su ropita y le introducí el pene a la niña», finaliza, sin ninguna pizca de reparo por la confesión tan asquerosa que ha hecho.

Le podría interesar: Mujer somete y amarra a un violador; Policía desmiente que fue en Honduras

Confesión de Fanny

Por su parte la esposa Fanny, en su confesión, corrobora la terrible historia.

«Con vara, con faja, con un palo de una escoba (…). Los dos participábamos con mi marido, porque la niña era malcriada, me tiraba la comida encima, entonces le pegábamos, la castigábamos«, expresa de forma natural, como si lo que hizo no era nada malo.

«El día que murió la niña (…) la niña cayó, entonces, vine yo y le pegué con un palo, le echamos agua y vino mi marido y le pegó con una vara y le echó agua también. Y después nosotros la fuimos a acostar a una cama y cuando nosotros llegamos ya la niña estaba muerta«, prosigue, nuevamente sin mostrar muchos sentimientos.

Por otro lado, ante la pregunta de si supo que su esposo abusó de la niña, confiesa que sí. Dijo que se dio cuenta «porque la niña lloró de noche. Mi marido se levantó y yo escuché que la niña lloró, entonces yo me desperté, yo prendí la luz y él sonó la puerta, donde él trancó la puerta».

«Al día siguiente yo miré la niña, tenía sangre en la cobija y en el bloomer y yo le preguntaba a la niña que qué era lo que había pasado y ella se ponía a llorar. De ahí la niña me dijo hasta el martes que era el papá -le decía el papá a mi marido- que la había tocado, que la había violado. Y el día que la niña murió tenía morado ahí sus partes», finaliza la escalofriante entrevista.

Ambos sujetos ya con las evidencias recabadas y las confesiones pasan a la orden del Ministerio Público de Nicaragua para que paguen por el crimen cometido con muchos años en prisión.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.