Es esencial que hondureños sepan sus derechos frente a la Policía

2093

SAN PEDRO SULA. Muchos hondureños han reportado constantemente los malos tratos por parte de algunos miembros de la Policía, quienes de vez en cuando se aprovechan de su posición para tratar al ciudadano como ellos desean.

De acuerdo al escrito del columnista Jorge Colindres sujeto a los artículos correspondientes, los registros deben realizarse individualmente por una persona del mismo sexo y con respeto absoluto para la dignidad, el pudor, la integridad corporal y la salud de las personas. Después del registro, los oficiales deben levantar acta sobre lo ocurrido, debiendo ser firmada por los oficiales y por la persona registrada, si esta última no quiere firmar por oponerse al contenido del acta se debe dejar constancia de tal hecho.

Los oficiales de policía tienen muchas libertades para cumplir con sus obligaciones. No obstante, la Constitución y otras leyes limitan cuán lejos puede llegar la policía para garantizar el orden público.

Ser detenido e interrogado por la policía en relación con un delito es una experiencia estresante para la mayoría de las personas. No obstante, siempre y cuando el oficial esté haciendo su trabajo adecuadamente, esto no constituye una violación de los derechos del sospechoso. De hecho, la policía tiene inmunidad ante demandas por llevar a cabo su trabajo, a menos que se demuestre una conducta injustificada y deliberada. En sí misma, la negligencia (el hecho de no conducirse con la dedicación debida) no es suficiente para establecer responsabilidad. Por lo tanto, la inmunidad significa que en las interacciones típicas de la policía con los sospechosos, estos no pueden demandar a la policía. Los recursos de derechos civiles se aplican a la conducta policial deliberada que constituya una violación a los derechos constitucionales de las personas.

El reclamo que se presenta con mayor frecuencia contra la policía es el arresto ilegal. Las personas que presentan este reclamo aducen que la policía violó sus derechos, que prohíbe las detenciones injustificadas. Si el oficial tenía una causa probable para considerar que la persona había cometido un delito, el arresto es justificado y no constituye una violación.

Nota relacionada: ¿CONOCES TUS DERECHOS ANTE UN REGISTRO PERSONAL POR PARTE DE LA POLICÍA?

La policía puede realizar arrestos sin una orden en caso de un delito grave o menor cometido en su presencia. (Ahora algunos estados también permiten arrestos sin una orden para casos de violencia doméstica que constituyan un delito menor y no se hayan cometido en presencia del oficial.) Incluso si la información sobre la cual se basó el oficial resulta ser falsa, el oficial no es responsable si la consideraba correcta al momento del arresto. Para fundamentar un reclamo por arresto ilegal, la víctima debe demostrar que el oficial que lo arrestó no tenía causa probable, es decir, hechos suficientes para que una persona razonable considerase que se había cometido un delito.