25.6 C
San Pedro Sula
sábado, julio 20, 2024

Familias en peligro: ¿Qué riesgos enfrenta Cedeño ante erosión costera? Experto revela

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La erosión costera es la pérdida o desplazamiento de tierra, o remoción a largo plazo de sedimentos y rocas a lo largo de una costa debido a la acción de olas, corrientes, mareas, agua impulsada por el viento, hielo transportado por el agua u otros impactos de marejadas ciclónicas, fenómeno que mantiene en alerta a los pobladores de que habitan en las cercanías de la costa de Cedeño, zona sur del país.

TIEMPO Digital se contactó con Roger Flores, experto del Cuerpo de Conservación Costera de Omoa (CCO), quien expuso que la erosión del mar, no es más que el impacto que genera el aumento del nivel, sumado a factores metereológicos como huracanes, tormentas, sin olvidar el cambio climático.

De acuerdo con el experto, las mareas altas, movimiento del nivel del mar y vientos marinos combinados con la atracción lunar, son los factores que influyen en el alto oleaje que actualmente se registra en ese sector del país.

Ayer, la Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (COPECO) emitió alerta verde por 96 horas debido al alto riesgo de penetración del mar a los pobladores costeros del Golfo de Fonseca, especialmente en los municipios de Marcovia.

Daños de la erosión costera en Cedeño (cortesía El País). 

Según el experto, ya no se habla de una «pérdida de playa», sino, de una «transformación» en la misma. Es decir, «que la playa va retrocediendo tierra adentro. En el caso de Cedeño, hay daños, pero la playa se reestablece y queda más adentro de los límites que tenía el mar», explicó.

Debido a eso, hay casas que pueden quedar azolvadas con arena, producto que la playa se corre tierra adentro, agregó.

Lea también: Piden extremar medidas: alertan por oleaje «violento» en el sur de Honduras

Influencia del cambio climático

En febrero de 2020, El País de España, catalogó a Cedeño como la zona cero del cambio climático, sin embargo, una investigación de TIEMPO Digital, reveló que es la zona norte, el epicentro del fenómeno.

Flores expuso que en el Caso de Cuyamel, Omoa, tienen un cálculo estimado que alrededor de 8 kilómetros, se han perdido cinco mil hectáreas de línea costera, producto de la erosión. Una situación similar que pasa en Cedeño y Punta Ratón, en el Pacífico hondureño.

Pobladores que residían en las costas de Cedeño tuvieron que desalojar sus viviendas (cortesía El País).

«El problema es que muchas viviendas están casi a la orilla de playa, al igual que algunos negocios comerciales y son construcciones que no son adaptadas a ese ecosistema y eso lo vuelve más vulnerable a que un oleaje los pueda dañar», aseveró el entendido en el tema.

Medidas de adaptación

Ante esa situación, el representante del CCO dijo que hay medidas de adaptación que se pueden considerar para evitar los daños que provoca la erosión costera y el alto oleaje. Entre esas medidas mencionó:

  • Protección de manglares y dunas
  • Medidas de mitigación en el tema de construcciones para que se hagan en lugares más alejadas del área de rompimiento de olas.
  • Construcciones levantadas en polines
  • A los pobladores, estar pendientes de las mareas que vienen acompañadas de vientos que causan mayores problemas. Se debe prevenir con tiempo.
El cambio climático influye en la situación actual que se presenta en las costas hondureñas, según expertos (cortesía El País).

Según los pronósticos del Centro nacional de Estudios Atmosféricos Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), el oleaje alterado afectará el Golfo de Fonseca hasta el domingo, 2 de mayo de 2021.

Las olas podrían alcanzar alturas entre 5 y 6 pies y un período de rompimiento, entre ellas, superior a 15 segundos, lo cual, causará daños a la infraestructura muy cercanas a la costa.


? Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido