Erika Montoya
Se entregó horas después de haber asesinado a su esposo en San Pedro Sula.

TEGUCIGALPA. Erika Yanina Montoya de tan solo 25 años de edad fue sometida este día a una prueba de absorción atómica para confirmar si ella manipuló el arma con la que se supone que asesinó ayer domingo en la ciudad de San Pedro Sula a su esposo Josué Daniel Vásquez Ochoa.

Montoya, después de haber cometido el delito se entregó a las autoridades, quienes la remitieron a los juzgados por el delito de parricidio.

A esta hora aún se desconocen los resultados de la prueba que se le realizó a la jovencita.

También será sometida a una prueba psicológica, según anunciaron las autoridades de Medicina Forense. Esta, deberá practicársele antes que esta se presente a la audiencia de declaración de imputados en la Fiscalía de Delitos Contra la Vida.

Información preliminar detalla que el móvil del crimen podría ser pasional.

Lea también: Mata a su esposo dentro de un apartamento en Colonia Montefresco

Así fue el crimen

Según relatos, la mujer se cegó de celos hacia su pareja, tomando por eso la determinación de quitarle la vida con un arma de fuego. El hecho se dio en la colonia Montefresco de San Pedro Sula, zona norte de Honduras.

Según investigaciones, la víctima era el gerente de una empresa distribuidora de hierro y tenía dos hijos con su atacante.

La víctima había empezado otra relación

De acuerdo a hipótesis, Josué Daniel Vásquez Ochoa, meses atrás había decidido separarse se su atacante. Por esa decisión, Vásquez ya estaba formando una relación sentimental con otra fémina, según han relatado varios testigos.

Pero al parecer, esta nueva determinación no le fue de mucho agrado a Montoya.

Por lo que dentro de sus capacidades, volvió a enamorar a su ex pareja y hubo reconciliación. Pero, su pareja ya no actuaba de la misma forma de siempre, según testigos, quienes lo supieron de la misma boca de la fémina.

Es por eso que, Montoya decidió darle persecución y lo encontró con su nueva novia, como consecuencia, determinó atacarle con un cuchillo.

Al saber que había sido denunciada, lo buscó y lo encontró con su nueva pareja. La ira se adueñó de la joven. Como resultado, esta procedió a discutir con él nuevamente hasta quitarle la vida. Posteriormente huyó del lugar.