Familia envenenada en Choloma: Baleadas tenían plaguicida, según forense

251
envenenados en choloma
Medicina Forense confirmó plaguicida en baleadas.

Tegucigalpa. La directora de Medicina Forense, Jullisa Villanueva, confirmó las sospechas de envenenamiento que tenían en el caso de un menor que perdió la vida en el municipio de Choloma, Cortés.

La muerte del menor Edgardo Ariel Reyes (6), se dio el 3 de julio del presente año.

Además de él, dos de los hermanos del pequeño Eduardo y su padre, salieron afectados a raíz del problema de ingesta de plaguicida.

Actualmente, de los afectados en este caso, está hospitalizada solo una menor de diez años de edad. En este sentido, se espera que a la pequeña se le dé alta la próxima semana.

Según las declaraciones de Villanueva, las pruebas han arrojado que las baleadas estaban mezcladas con inhibidores de la colinesterasa, fármacos venenosos para tratar plagas.

«Esto significa que hubo presencia de fármacos que se usan para agricultura en las comidas y fluidos» explicó la médico forense.

¿Por qué murió solo uno?

Según los resultados de la autopsia del menor, el pequeño Eduardo perdió la vida por la cantidad de ingesta del alimento.

Pues los otros miembros de su familia también tuvieron problemas de salud, pero no muerte. Además, la edad del niño es otro factor que pudo haber contribuido a la pérdida de la vida del menor.

Antecedentes

Tan solo un día después del hecho, la madre de familia de este hogar fue detenida como sospechosa de mezclar las baleadas con plaguicidas.

La detenida fue identificada como Francisca Mabel García (24). Ella vivía junto a su esposo, Edgardo Reyes, y sus tres hijos; una niña de 10, un niño de 6 años y un bebé de sólo 9 meses.

El cinco de julio, las autoridades dedujeron que la madre de familia no tenía responsabilidad en el caso. Así que fue puesta en libertad. García regresó a su hogar para darle el ultimo adiós a hijo. Ya que el mismo cinco de julio se le dio su cristiana sepultura.