27 C
Honduras
lunes, octubre 18, 2021

Hugo Fiallos, el doctor «nerd» que «educa a la pobrería»

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «Voy a poder decir que fui médico de la pandemia«, fue una de las frases que quedaron grabadas durante la entrevista. Él era el nerd del grupo de sus amigos, nunca supo cuándo decidió estudiar Medicina y desde hace más de tres décadas creó la frase «educando a la pobrería«.

En redes sociales, especialmente en Twitter, la que más usa, se le conoce como Dr. Hugo Strange. M. D. El doctor, Hugo Fiallos, nació en el Barrio La Laguna, de Puerto Cortés, frente a las playas, donde «me crie jugando a uñas». Hijo de una madre soltera, pero «trabajadora, muy trabajadora» que siempre inculcó sobre el gusto por la lectura y también por la buena música.

«Mi madre, muy trabajadora y muy inteligente, porque eran dos cosas que podía dejarme, el buen gusto por la música y por los libros. Me lo inculcó desde pequeño», contó.

Su madre nunca lo dejó trabajar, pues contó el doctor «Hugo Strange» que le decía que cuando uno empezaba a ganar dinero, le parecía que tenía la vida resuelta y dejaba de estudiar.

Relató que siempre para diciembre, cuando terminaban las clases, sus amigos eran contratados en la empresa portuaria para hacer inventarios, «y yo nunca supe de qué se trataban los dichos inventarios».

Hasta los 18 años él se mantuvo sin trabajar por lo dicho por su madre y a esa edad llegó a Tegucigalpa para estudiar Medicina. «Ya no regresé a vivir a Puerto Cortés. A los pocos años me acostumbre, ahora solo voy de visita».

Lea también: LA ENTREVISTA | Blanca Moreno, la periodista que “metió la pata” con García Márquez

Infancia

Durante su infancia fue «nerdito», y era muy solitario y lector. «Nunca fui de andar echándome la potra. Jugaba bicicleta, andaba con mis amigos y me metí por poco tiempo a un equipo de beisbol. También me metí al Platense durante poco tiempo, nunca he sido muy físico en cuanto a practica de deporte», recordó.

Contó que su infancia fue «muy bonita» porque creció en la playa. Jugábamos en montañas de arena, también a los ferrocarriles. Anduve en tren cuando se viajaba de Cortés a Tela, aún recuerdo el traqueteo».

Durante la etapa colegial fue un desastre, rebelde, «jodión» y muy alegre. Él estudio en el Instituto Franklin Roosevelt.

Contó a TIEMPO Digital que «honestamente no recuerdo» cuándo fue que decidió ser doctor. Lo que sí recuerda «Hugo Strange» es que cuando llegó a matricularse a la universidad en Tegucigalpa, tenía claro que era a Medicina que iba «no dudé nunca. Siempre dije que quería ser médico«.

Cuando él decidió estudiar Medicina era ingenuo y contó que creía que los médicos eran personas abnegados y se sacrificaban por la humanidad y eran estupendas «cosa que ahora con el mercantilismo de la actualidad se da cuenta que era un iluso».

El doctor Hugo Strange contó que de niño era solitario «era el nerd del grupo de mis amigos».

De igual interés: LA ENTREVISTA: Johny Magallanes, con su cámara congela la pandemia del COVID-19

Desempleado

No todo fue bueno para el doctor «Hugo Strange», pues al culminar sus ocho años de Medicina le tocó estar desempleado y comenzó a recorrer el país en busca de trabajo. «Trabajé en varios lados, Cuyamel, San Manuel, San Lorenzo, anduve de un lado para otro. A veces trabajaba como educador, otras como médico, como cualquier otro desempleado«, contó.

En 1995, el Hospital Militar le abrió las puertas. Allí comenzó como médico general. Luego, ese mismo centro le dio la oportunidad de especializarse en cuidados intensivos en México. Ya para el 2003 ingresó a trabajar en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Durante la pandemia ha sido unos de los médicos que ha dado consejos a la población para evitar que esta se contagie con Covid-19.

Amante de la música y de los libros

Ante de la pandemia, él era dado a tomarse una cerveza y escuchar música luego de un día pesado. También gustaba mucho de ir al cine. «Me encanta el cine». Aunque también solía irse de viaje o a comer a restaurantes.

Con la llegada de la pandemia todo cambió, pues solo sale cuando es necesario. «Estamos todos en casa, disfrutamos mucho del cine en casa, disfrutamos en familia, escucho música y juego ajedrez«, contó.

El doctor Strange cambia su chip cuando llega a su casa, pues se olvida la Medicina y  «todo el sufrimiento en el hospital».

Fiallos es amante de Pink Floy, Los Beatles y Joaquín Sabina. Esos son los cantantes de los que gusta escuchar cuando está solo. Contó que él escucha música de todo tipo cuando está acompañado, excepto reguetón, porque «no es de mis gustos».

Lea también: LA ENTREVISTA – Marco Tulio Medina, el neurólogo amante de la poesía

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido