Entre oraciones y lágrimas, migrantes se entregan al peligroso río Bravo

225
migrantes se entregan al río Bravo
En un vídeo se escucha a los agentes migratorios advirtiéndoles que no intenten cruzar de esa forma el río, además de invitarlos en solicitar asilo.

REDACCIÓN. En redes sociales circula un vídeo donde se aparece un grupo de migrantes tomados de las manos y rezando antes de intentar cruzar el caudaloso río Bravo.

Las personas que migran tiene que atravesar por situaciones muy duras para llegar hasta la frontera de EE.UU.; sin embargo, estos peligros se tornan mortales.

En la grabación se escucha a los agentes migratorios advirtiéndoles que no intenten cruzar de esa forma el río, además de invitarlos en solicitar asilo.

«Pidan asilo. No arriesguen a los niños y para que sepan, serán arrestados si intentan cruzar de esta manera ilegal a los EE.UU., es un delito federal”, dijo la Patrulla Fronteriza desde el otro lado.

En tanto, las personas desesperadas por cruzar, les respondieron que ya han sido arrestados en varias ocasiones por querer llegar a EE.UU. y que tienen hambre.

Los migrantes sacan una pequeña balsa de plástico y comienzan a meter a las mujeres y niños que van en la caravana para cruzar el río.

Lea también: Exjefe del Sebin revela «secretos» de Maduro y detalles del golpe de Estado fallido

Fatal desenlace 

Este intento terminó mal pues a los pocos metros del avance, una lancha de la Patrulla Fronteriza logra arrestarlos.

Recientemente se dio a conocer una desgarradora fotografía en la que aparece un padre y su hija muertos al intentar cruzar este río.

Esta foto causó indignación en diversos sectores de la vida política mexicana y estadounidense. De hecho, algunos opositores a las políticas migratorias de Trump, le mostraron esta imagen en gran tamaño para cuestionarlo sobre sus medidas en la frontera.

Valeria tenía menos de dos años de edad, era salvadoreña y llegó a la frontera con sus padres, Óscar Alberto y Tania Vanessa. La familia buscaba un futuro mejor y empezar una nueva vida. Quisieron pedir asilo político; pero la lentitud de los trámites les llevó a tomar una decisión arriesgada junto con otros migrantes.