32.3 C
San Pedro Sula
martes, noviembre 29, 2022

Enfermera supera Covid-19 y la despiden del IHSS, ahora clama por su trabajo

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Aileen Amador, en el ejercicio de su trabajo como auxiliar de enfermería, se contagió de COVID-19. Venció el padecimiento y volvió a sus labores en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Dos días después, recibió un sobre blanco.

Sí, pese a su compromiso con trabajar para batallar contra la propagación de la enfermedad, decidieron no prolongar su vinculación contractual. Según señaló, nadie le justificó su cese, y ella pide ser restituida.

El secretario de Trabajo, Carlos Madero, conoció la noticia y aseguró estar extrañado que, si ella sufrió el virus, la hayan despedido. Sustentó su consideración en que, actualmente, están implementando una política para que los trabajadores que padezcan COVID-19 conserven sus empleos.

De igual interés: Enfermera cuenta su testimonio tras superar la COVID-19 en Tegucigalpa

Cronología de la situación, desde la óptica de la afectada

Aileen Amador rompió el silencio y detalló cómo fue su vivencia desde que contrajo el virus hasta que recibió un memorándum que le informaba que se sumaría a las cifras de desempleo.

Todo comenzó con la atención de un paciente contagiado quien, aún bajo vigilancia médica, falleció una semana más tarde. “Lo atendimos el 23 de marzo y murió el 30 del mismo mes” especificó Aileen.

“Yo estaba en turno cuando él llegó; no habías medidas de seguridad. Otros compañeros también resultaron contaminados”, detalló.

Seguido, el personal de Salud que mantuvo vínculos con el fallecido solicitó a la jefatura del IHSS que les realizaran exámenes para comprobar si habían contraído el virus o no, pues, según relata la auxiliar de enfermería, estaban todos en incertidumbre.

Lo solicitado ocurrió. Y, aunque Amador no tiene conocimiento de cuántas pruebas resultaron positivas, estima que unas 19 personas se sometieron a la examinación.

Después de cumplir con su proceso de aislamiento y tratamiento, Amador se recuperó. Cumplió con un incapacidad médica, según narra, y el 21 de abril se reportó nuevamente a sus quehaceres profesionales.

“Tuve que presentarme a mis labores al momento que se terminó mi incapacidad porque no podía dejar el trabajo botado”, aseveró. No obstante, el 23 de abril, recibió la carta donde se le indica que no seguiría en su posición.

Anhela regresar, pero sin ser discriminada

La auxiliar de enfermería manifestó que quiere volver a ejercer su oficio. Sin embargo, pide a las autoridades de Salud que la coloquen en una sala distinta en la que solía atender “para evitar algún tipo de discriminación u otros problemas”.

La marginación ya se presentó desde que la gente supo que tenía COVID-19. Contó que, el día que el personal de Salud llegó a su vecindario de residencia para hacer un cerco epidemiológico, alguien compartió una foto de su casa y de su familia. Las mismas, se hicieron virales.

¿Qué dice sobre el caso la Secretaría de Trabajo?

En declaraciones a una radio capitalina, Carlos Madero, titular de la Secretaría de Trabajo, se refirió al tema que generó polémica en las redes sociales.

“Habría que ver el expediente para dar una opinión del caso. Hay que ver cuál es el motivo de la terminación y saber si tenía incapacidad o no”, comenzó diciendo.

Y añadió: “Me extraña que si tuvo COVID-19 haya pasado eso, porque estamos implementando una política para que trabajadores que tengan coronavirus no sean despedidos”.

COVID-19
Memorando mediante el cual se le comunicó la no renovación de su contrato a Aileen Amador.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido