Jóvenes que habían desaparecido son encontrados muertos en Guaimaca

555
Jóvenes
Los cuerpos de los jóvenes presentan signos de tortura, según las autoridades policiales.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Dos jóvenes que habían desaparecido desde el pasado sábado fueron encontrados muertos la tarde noche de este lunes en un sector de la comunidad de Guaimaca, Francisco Morazán.

Las víctimas respondían a los nombres de Héctor Dionisio Bonilla Ávila, de 21 años de edad. Y su amigo Brayan Joel Macero, de 19 años.

De acuerdo al reporte policial, los cuerpos de los dos muchachos presentaban signos de tortura. Y los encontraron ejecutados entre la maleza de un sector identificado como la aldea Santin.

Según sus parientes, los dos jóvenes salieron a bordo de una motocicleta, pero horas después solamente reportaron el hallazgo del vehículo de dos ruedas en un sector conocido como la Esmeralda.

Hasta el momento las autoridades policiales no brindan un reporte oficial de lo que habría ocurrido con los ahora occisos.

Lea también: Capturan a mujer por el delito de parricidio en perjuicio de su esposo

TGU: matan a dos hombres frente a una vivienda en salida a Olancho

Ayer domingo se reportó la muerte violenta de dos hombres en el Kilómetro 21 de la carretera que conduce hacia el departamento de Olancho, sector Las Flores.

Una de las personas que pereció, respondía en vida al nombre de Osman Valeriano, mientras tanto, al otro occiso solo lo han identificado como «El Negro«, por parte de algunos vecinos.

Los cuerpos de los dos hombres quedaron sobre la polvorienta calle, frente a la casa de la mamá de Osman Valeriano Raudales de 34 años de edad.

Familiares cubrieron el cuerpo de Osman y su acompañante con láminas de cartón. Un vecino del lugar contó que Osman y su acompañante transitaban por dicho sector cuando desconocidos los atacaron a disparos.

Asimismo, el lugareño contó que los ahora occisos no residían en el lugar. Además, agregó que ese tipo de situaciones no las esperan.

De igual manera, a la escena del crimen se hizo presente un primo de Valeriano quien dijo que este era comerciante. Continuó diciendo que Osman vendía dulces en el Mercado Mayangle de Comayagüela.

Además, otro vecino de Valeriano dijo que «El Negro», era trabajador de Oscar, sin embargo, dijo desconocer su nombre. Seguidamente agregó que Raudales tenía una volqueta y se dedicaba a transportar material selecto.