Tegucigalpa: encapuchados y policías se enfrentan en el Día del Trabajador

236
Día del Trabajador
Encapuchados y agentes policiales se enfrentaron en el centro de Tegucigalpa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En un desafortunado enfrentamiento entre encapuchados y agentes policiales finalizó la movilización del 1 de mayo, Día del Trabajador, en Tegucigalpa.

Debido a esto, los trabajadores que acudieron a la tradicional caminata tuvieron que salir a la carrera por los altercados.

Cabe señalar que el inicio la marcha fue pacífica, con los gritos de consignas y cantos por partes de los ciudadanos. Pero poco después, el gas lacrimógeno y las piedras tomaron protagonismo.

Es preciso mencionar que durante la caminata, miembros de la Policía Nacional tenían resguardados varios accesos del centro de la capital. Desde el mercado La Isla y el puente Mallol. También las calles que conducen al Congreso Nacional y a la Catedral.

Lea también: Firme postura del Partido Liberal ayudó a neutralizar la «Ley de Reestructuración»

Un ambiente era «tenso»

A medida que se acercaba la caminata al Parque Central ubicado en el casco histórico de la ciudad capital, el aire se tornaba tenso. Había un barrera policial en un extremo, y del otro un grupo, no numeroso, de encapuchados.

Luego de que terminaron los discursos por parte de los líderes magisteriales, representantes del sector salud, líderes sindicalistas y políticos, fue cuestión de tiempo para que se comenzara una «batalla campal».

Es preciso mencionar que varios asistentes exhortaron a los encapuchados a que no lanzaran piedras; pero estos hicieron caso omiso.

Tercer día de enfrentamientos

Días atrás, el Centro de Tegucigalpa se convirtió en una zona de guerra. Preseuntos manifestantes se enfrentaron con oficiales de seguridad, dejando daños en varios edificios públicos y privados.

El motivo de estas protestas se dieron por la aprobación que en su momento realizó el Congreso Nacional sobre la Ley de Reestructuración y Transformación en los despachos de Salud y Educación. Sin embargo, en un fallo unánime, la cámara legislativa eliminó por completo dicha ley.