Encadenan portones de UNAH-VS, pero esta vez para que no sean cerrados

412
UNAH-VS
Esta fue la estrategia de los estudiantes.

CORTÉS, HONDURAS. Los estudiantes que sí quieren clases, luego de la decisión de Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) de entregar las instalaciones, quisieron asegurarse de que las entradas de UNAH-VS no sean cerradas otra vez como ocurrió ayer lunes.

En ese sentido, pusieron candados y cadenas en los accesos principales. Pero en esta ocasión, no para negar el acceso a la comunidad universitaria, sino para permitírselo.

Los aducandos sujetaron los portones principales, abiertos de «par en par», como se dice popularmente, a bases de cemento o metal. De esta manera, se aseguraron de que un minoritario grupo de «encapuchados» los cerraran.

UNAH-VS tomada ayer

Luego de más de un mes sin clases, ayer lunes las clases se reanudaron en UNAH-VS. Pero a primeras horas, los estudiantes de la jornada más temprana del día se sorprendieron que, otra vez, los portones estaban cerrados. En el interior de la universidad, un grupo de al menos cuatro supuestos estudiantes que cubrían su rostro.

Una parte de alumnos que se disponían a reiniciar el segundo período académico, ante la molestia que sintieron, forzaron los candados que les negaban el ingreso y se metieron a la fuerza. Casi de inmediato «corretearon» a un par de encapuchados.

Posteriormente, los demás alumnos, también maestros, comenzaron a ingresar poco a poco y la jornada transcurrió con normalidad.

MEU-VS: La decisión debe respetarse

Ante esta situación, el MEU-VS, a través de página oficial de Facebook dio a conocer que sus miembros no fueron los que habían cerrado los portones ayer lunes. Cabe recordar que dicho movimiento ya había anunciado el regreso a clases.

«Uno de los acuerdos del MEU-VS es la apertura del Centro Universitario para el reinicio de clases», escribieron. «Se deben respetar esos acuerdos», sentenciaron sus miembros.

«Las acciones de toma de instalaciones en este caso se efectuó por parte de movimientos que no estaban de acuerdo», aseguró el MEU.