VÍDEO: Entre llanto y gritos detienen hasta 500 migrantes centroamericanos en México

Por: RT

233

MÉXICO. Cientos de migrantes centroamericanos fueron detenidos al sur de México por agentes migratorios en medio de un operativo en el que hombres, mujeres y niños fueron subidos en contra de su voluntad en vehículos oficiales.

Según AP, la estrategia de las autoridades fue invitarlos a tomar un descanso después de siete horas de caminata bajo el sol radiante. Una vez dispersos, los agentes se distribuyeron al comienzo y al final de la caravana. Asimismo, se llevaron por la fuerza a varios de sus integrantes.

En un segundo intento de detención, los migrantes se reagruparon en bloque, y se armaron de piedras y palos para repeler a los autoridades federales. Otros se internaron en propiedades privadas donde los efectivos de la policía no entraron.

Hasta 500 migrantes pudo haber sido recogidos en la redada, reportó The Associated Press.

Algunas de las mujeres y los niños lloraban y gritaban durante las detenciones en el costado de una carretera.

México recibió a las primeras caravanas el año pasado, pero la recepción se ha vuelto más fría  ya que decenas de miles de migrantes abrumaron los cruces fronterizos de los Estados Unidos, causando retrasos en la frontera y enojo entre los residentes mexicanos.

Hondureños

“Pensé que en el camino me iban a ayudar con el bebé. Mi tía me había dicho que la gente ayudaba a las mujeres”, indicó Mendoza, de 22 años. Quien huyó hace dos semanas de Tegucigalpa prácticamente sin dinero ante las amenazas del padre de su hijo.

Sin embargo, la ayuda no llegó.

Por otro lado, en enero y febrero de este año, el Gobierno mexicano expulsó a 13,450 centroamericanos a sus países, un promedio de 227 por día; la mayoría de Honduras y 1,876 son menores de 12 años, según los datos de la Secretaría de Gobernación.

La crisis va en aumento, según reporta la revista Proceso, ya que desde el 16 de abril, el Instituto de Inmigración deportó a 4,102 hondureños, 273 por día.

Visas humanitarias

En marzo, la secretaria de gobernación de México, Olga Sánchez Cordero, infirmó que se estaba formando una «caravana madre», con al menos 20.000 migrantes centroamericanos que buscaban cruzar territorio mexicano para llegar a los EE.UU.

Además, la funcionaria señaló que su país no cerrará la frontera sur. Sin embargo, tampoco otorgará visas humanitarias masivas. En ese sentido, dijo que iban a «crear acciones de contención» para mitigar el avance de la caravana.

De acuerdo a AP, las autoridades mexicanas han devuelto a miles de centroamericanos a sus países de origen. En contraparte, el Gobierno mexicano ha expedido tarjetas de visitante por razones humanitarias a un total de 2.373 adultos y a más de 400 niñas, niños y adolescentes migrantes, según registros divulgados por las autoridades en enero pasado.

La tarjeta tiene vigencia de un año y permite a las personas extrajeras obtener empleo, educación y servicios de salud básica dentro del territorio, informó el Instituto Nacional de Migración en México.