CORTÉS, HONDURAS. El descombro de la sierra del Merendón está dejando suelos débiles, secos y sin nutrientes, además, la deforestación contribuye al calentamiento global, destruye las fuentes naturales de agua y desplaza a las especies que antes vivían en áreas donde antes no se podía urbanizar.

Lo anteriormente mencionado son consecuencias que no se perciben de inmediato, según expertos en recursos naturales y en cambio climático, sino hasta años después, cuando, probablemente, ya es demasiado tarde para hacer remediar las cosas.

¿Qué futuro le espera al Valle de Sula si se sigue destruyendo el Merendón? TIEMPO Digital consultó a dos ambientalistas nacionales para contestar esa pregunta, quienes, por tratarse de opiniones en torno a una cuestionada destrucción del pulmón del Valle de Sula, solicitaron mantener sus identidades en el anonimato.

«La prisa por urbanizar la montaña es lo que nos puede llevar a la desertificación y a condiciones climáticas severas para el 2. 050«, dijo una especialista sampedrana, defensora del ambiente.

A las futuras generaciones de San Pedro Sula les podría faltar el agua, según advierten expertos. De hecho, es algo que ya está comenzando a verse, pues actualmente, el río Armenta, patrimonio de la ciudad, luce completamente seco y hay fotografías que lo evidencian. Las denuncias responsabilizan a las actuales construcciones en el Merendón.

«En el año 1917, el Dr. Antonio Bogran Morejón, siendo alcalde, compró el dominio pleno de las 39,000 hectáreas para San Pedro Sula, pues quiso las fuentes de agua«, rememoró la fuente.

Le podría interesar: «Nos quedaremos sin agua»: experta advierte sobre destrucción del Merendón

Asimismo, comentó que el descombro de la sierra pone en «riesgo hídrico» a San Pedro Sula, «Ya que las cuencas (de agua) son afectadas».

Puente del río Armenta | Publica por Salvemos al Merendon.

El Merendón, escudo contra el cambio climático

Y el volviendo al cambio climático, la ambientalista destacó que, con menos árboles en la montaña, tanto veranos como inviernos serán extremadamente intensos para el Valle de Sula, y habrá, por ejemplo, tremenda sequía durante unas partes del año y grandes inundaciones durante otras.

«Si se observan los huracanes, ya no tienen el mismo comportamiento que hace 30 años. Antes no se hablaba de cambio en las temperatura, por eso el agua era muy fría y los huracanes no subían, se quedaban estáticos. Pero ahora, los huracanes se forman y suben hasta EE.UU. porque hay aguas que ya no son templadas, sino cálidas. La cosa es que, la temperatura aumentará, pero el Merendón puede neutralizar ese impacto. Es nuestro seguro frente al cambio climático».«, agregó.

Siempre hablando del cambio climático, un metereólogo dio a conocer que al descombrar un bosque, «todo el dióxido de carbono que está secuestrado en esas montañas va a la atmósfera y eso contribuye al calentamiento global«.

Además de eso, reveló que los acuíferos, como, por ejemplo, el de Sunseri, ubicado en el Merendón, corren el riesgo de secarse, y por tanto, dejar de proporcionar agua a las personas, pues cuando llueve sobre una montaña, las raíces de los árboles retienen el agua y la conducen hacia éstos, pero, cuando hay descombro, el líquido cae directamente al valle. A esto se le llama escorrentías.

«Es decir que, cae la lluvia y en lugar de filtrarse al subsuelo, corre directamente sobre la tierra y barre con todo y pueden causar inundaciones en las zonas bajas«, señaló.

Nota relacionada: Decreto 334-2013, el punto de partida para la tala «legal» del Merendón


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: Whatsapptiempo.