San Pedro Sula. A través de Facebook una joven manifestó su molestia por el «maltrato» en Tiendas Charly, Megaplaza, zona norte del país.

Rocío Flamenco y su madre se presentaron a la tienda para realizar la compra de una camiseta como regalo navideño.

Sin embargo, la prenda que adquirieron estaba rota y descosturada, por lo cual reclamaron a la encargada de tienda.

La madre de Rocío se acercó a ella para decirle que le cambiara la prenda, pero la mujer ni siquiera le prestaba atención.

«Yo no tengo tiempo, voy a hacer cambios hasta el 25», dijo la jefa de Tiendas Charly, Megaplaza.

Sorpresa se llevaron al notar la actitud desinteresada y arrogante de la empleada.

Ante tal situación, la mujer a cargo, llamó al guardia de seguridad para que sacara a ambas personas de la tienda.

Rocío mostró su descontento y pidió reportar el «maltrato» que recibe la clientela de esta tienda.

Ni ella ni su madre pudieron poner su denuncia en el «libro de quejas» porque un guardia de seguridad las echó de la tienda.

¿Será esta la forma en la que los empleados de Tiendas Charly tratan a todos sus clientes?, se preguntan en Voz Ciudadana

Tiendas Charly

Fundada en el corazón de la ciudad de Tegucigalpa, sobre la calle peatonal en el año de 1981, Charly abre sus puertas Charla con una propuesta de moda.

Propusieron un concepto vanguardista con una inversión en decoración que, en ese momento ,no se utilizaba en la zona.

Le puede interesar: Alarma informal anuncio de Banco Azteca sobre congelamiento de fondos

Vendían productos que se importaban desde las ciudades más importantes en el mundo en Moda Femenina. Entre ellas Nueva York y Brasil.

También provee productos confeccionados en el país por fábricas nacionales con alta visión y conocimiento del mercado.