En una jornada dramática de goles de ultimo minuto y eliminaciones sorpresivas en la FA Cup.

El modesto Lincoln City se convirtió el sábado en el primer equipo semi-profesional en llegar a cuartos de final en más de un siglo.

LEA TAMBIÉN: El Dortmund recupera su mejor versión: derrotó 3-0 a Wolfsburgo

Este equipo de la localidad homónima, de 89.000 habitantes, venció 1-0 al Burnley de la Premier League.

Gracias a un gol a los 89 minutos de Sean Raggett, que pasó a ser el autor del gol más importante en los 133 años de historia del club.

Tras eliminar a Ipswich y a Brighton de la segunda división en su camino a octavos, Lincoln, de la quinta división, dejó fuera del torneo a un club que apenas el fin de semana pasado empató con el poderoso líder Chelsea.

«Es increíble. Cuando comenzamos en octubre, era un sueño», dijo el delantero Matt Rhead, que apenas hace cuatro años trabajaba para una compañía de maquinarias.

La gente de la ciudad que no pudo asistir al partido se junto a celebrar en las calles.

En la misma jornada de la FA Cup, Millwall dio la segunda sorpresa al eliminar al Leicester por 1-0

Fue otro partido decepcionante para el equipo de Claudio Ranieri, que pelea por evitar el descenso tras ganarla la Premier League campaña pasada.

El resultado fue aún más sorprendente porque el Millwall jugó con 10 hombres desde los 52 minutos tras la expulsión de Jake Cooper.

Los únicos dos equipos de la Premier League que han avanzado ya a cuartos son Chelsea y Middlesbrough.

Chelsea se impuso en el último duelo del día a Wolverhampton 2-0, gracias a goles de Pedro y Diego Costa en la segunda mitad; mientras que Middlesbrough le ganó 3-2 a Oxford, luego de estar 2-0 abajo.

Por su parte, Manchester City tuvo que conformarse con un empate 0-0 como visitante de Huddersfield y tendrá que enfrentarlo de nuevo para decidir el avance.

El domingo, Manchester United visita Blackburn y Tottenham al Fulham. El lunes, el semi-profesional Sutton recibe a Arsenal y ante el mal momento de los Gunners, quizás haya otra hazaña.