Emergencia declararía gobierno por incontenibles extorsiones

301
Policía Nacional
Buses quemados este lunes en Honduras.

TEGUCIGALPA. Jorge Lanza dijo este día que “no hay voluntad política en Honduras para resolver el problema de la extorsión».

Lanza es dirigente del transporte del país y un permanente critico a las políticas de seguridad que el gobierno ofrece al transporte.

El dirigente cuestionó el incumplimiento de los acuerdos de seguridad que han sido firmados con el Gobierno.

“Aquí no ha habido la voluntad política requerida para eliminar este flagelo que ya tenemos un montón de años de padecerlo».

Lanza dijo que hay muchos sectores presa fácil de la inseguridad que impera en el país.

“Por lo que podemos  señalar que a los gobiernos no les ha interesado”, lamentó Lanza.

No obstante, agregó que el sector transporte dará el “beneficio de la duda” al gobierno, especialmente a un nuevo decreto de emergencia en materia de seguridad.

Este Decreto supuestamente se firmara con el Gobierno nuevamente, sostuvo el dirigente del transporte, Jorge Lanza.

Asimismo, lamentó que los transportistas sigan siendo extorsionados y amenazados a morir.

Lanza hizo referencia al último caso que se originó el miércoles 30 de noviembre en Tegucigalpa. En este incidente murió el chófer de un bus rapidito y una doctora.

El incidente se suscito a la altura de la colonia Villa Vieja de Comayagüela.

“Se sienten incapaces de brindar seguridad a la población.  Ahora nos tildan a los transportistas que somos acarreadores de droga y que por eso nos queman los buses”, lamentó Jorge Lanza.

Además trasciende que hoy los grupos extorsionadores también solicitan a los transportistas el décimo cuarto mes.

Nota Relacionada: VIDEO: Transportistas hondureños en las rutas de la muerte: “Si no pagamos la tarifa nos matan”

Jorge Lanza lamenta más muertes de transportistas

Una doctora hija de una ex fiscal de la república fue herida en ataque al conductor de rapidito, quien falleció en el Hospital Escuela Universitario.

Así fue como Zarena Alejandra Espinal Garay, de 29 años de edad, perdió la vida a causa de la criminalidad.

Aparentemente ella laboraba como médico en la zona oriental del país.

De acuerdo a la información de las autoridades, ella viajaba en la parte frontal del rapidito cuando fue atacado.