LA ENTREVISTA – Elsia Paz: “Logré destacarme en un mundo de hombres; ahora soy de las líderes”

1292

Por ejemplo, cuando corro es la música que escucho, cuando practico deportes, en mi playlist está esa música, sé que no cambió a Michael Jackson. La única artista que siento que sí me relaja cuando quiero distraerme un poco es Adele, pero no cambio mi música de 80’s y 90’s.

¿Cambiaría algo de su vida o está conforme con todo?

Creo que por los retos que tenía como mujer en mis inicios laborales cuando inicié mi propia empresa era una época dura porque mi hija estaba recién nacida. En primeros tres años de mi hija, si yo tuviera el tiempo que tengo ahora lo reemplazaría por aquel tiempo que no tuve cuando ella estaba bebé, ya pude disfrutarla más cuando ella cumplió los 5 años, que yo tenía un poco más de tiempo.

¿Cuál es su comida favorita?

Fanática de la comida hondureña, me gusta la sopa de res, hígado con mucha cebolla y un platillo que es una carne molida, huevo duro y plátano, que se llama sancocho, pero el sancocho hondureño no el cubano. Esa, es una comida que puedo comerla a diario y no me aburró.

¿Tiene mascotas?

No, y no creo tener, nos han regalado loras y tortugas pero se han terminado muriendo.

¿Qué es lo más loco que ha hecho?

Al cumplir 20 años, tomé una decisión bien radical, porque me fui a trabajar a un sector que desconocía, nunca había ido antes, cuando acepté el trabajo en una mina a cielo abierto en Panamá cuando apenas era una cipota. Estuve trabajando cuando estuve en la universidad en una maquila, y de repente por medio de fax me propusieron el trabajo lo acepté y me fui a Panamá.

Creo que esa es una de las locuras más grandes considerando que tenía un trabajo estable, era muy joven y bueno, eso, lo tengo bien marcado en mi vida, trabajar en un país desconocido en una industria que todos eran hombres,  y, yo fui la primera mujer en trabajar en una mina a cielo abierto.

Alguna filosofía de vida que le gustaría compartir.

Creo mucho en que lo que hacemos a otros en un reflejo de lo que somos como humanos. Creo que no hay que desearle el mal a nadie, debemos tener empatía y ponernos en el lugar de la otra persona antes de tomar una decisión, porque lo que sembramos es lo que vamos a cosechar en la vida.

Después de esta amena conversación, con mucho cariño le deseamos lo mejor a Elsia Paz, que sus próximos proyectos vayan de mano de los mejores propósitos, con la ayuda al pueblo de Honduras, donde muchos la admiran por ser una mujer que ha luchado desde muy joven para ser quien ahora es.