Electrocutadas por cable de alta tensión mueren dos personas en Ocotepeque

996
Dos personas muertas
Ambos hombres fallecieron al llegar a las instalaciones del Hospital San Marcos, en Ocotepeque.

OCOTEPEQUE, HONDURAS. Dos personas electrocutadas se reportaron este día en horas de la tarde, lo cual ocurrió mientras laboraban recolectando basura en un sector de la zona occidental del país.

El trágico accidente se suscitó en el municipio de San Francisco del Valle, Ocotepeque. Los dos fallecidos están identificados como Yoni Orellana, de 33 años de edad y Hernán de Jesús Urias, de 22 años de edad.

El primero es originario de del municipio de Sensenti, siempre en este departamento. Por su parte, Urias residía en la aldea Santa Teresa, jurisdicción de San Francisco del Valle.

Electrocutamiento

El informe preliminar del acontecimiento señala que ambos hombres rozaron un cable de alta tensión. Esto, cuando colocaban la basura que andaban recolectando en la parte superior del camión.

Tras el roce, los dos infortunados trabajadores recibieron una fuerte descarga eléctrica. La misma les ocasionó la muerte casi de inmediato, puesto que ellos no andaban ningún tipo de protección para tal evento.

De interés: ¡Tragedia! Niña de un año muere tras ser atropellada por un camión en El Progreso

Testigos oculares de lo acontecido, comentaron que ambas víctimas fueron auxiliadas de inmediato, para luego llevarlos hacia el Hospital San Marcos, ubicado en el municipio del mismo nombre.

Sin embargo, tanto Orellana como Urias no lograron sobrevivir. Minutos después se reportó su deceso, por lo cual, miembros de la Policía Nacional se movilizaron al centro hospitalario para verificar lo acontecido.

Hasta el lugar se apersonaron al lugar para realizar el respectivo reconocimiento. De igual forma procedieron a llevarlos hacia la morgue judicial de la región.


Empleado de una empresa contratista muere electrocutado

De igual forma, el pasado 25 de septiembre un hombre murió electrocutado en el municipio de la Unión, Copán.

Este está identificado como Francisco Javier García, quien se desempeñó en una empresa subcontratada por la Empresa Energía Honduras (EEH).