Elaboran cerveza a base de orina humana en Dinamarca

282

Dinamarca. La cervecería danesa ‘Norrebro Bryghus’ tuvo la idea de reciclar la orina humana de un festival de música para la realización de una nueva cerveza denominada ‘Pisner’, nombre que se ajusta a la peculiar historia de su fabricación.

Fue durante el festival de música de ‘Roskilde’ en 2015, que los cerveceros recogieron 50 mil litros de orina de los concurrentes; esta sirvió para la elaboración de la nueva cerveza.

Sin embargo, no se trata de que los orines formen parte de la cerveza embotellada directamente. El líquido recolectado sirvió para fertilizar los campos de cebaba malteada, imprescindible para la confección de este licor.

De esta forma, las personas que asistieron al evento musical sabían que su orina contribuiría a la fabricación de más cerveza; eso mediante un proceso de reciclaje que ya fue aprobado por el Consejo de Agricultura y Alimentación de Dinamarca.

Mundo: Venezolana lanza video similar al que hizo una hondureña el año pasado

Pisner

La cerveza en cuestión es Pisner, cuyo nombre deriva de la combinación de ‘pis’, como también lo llaman los daneses; y el tipo de cerveza, una pilsner.

“Cuando comenzó a correr la idea de que íbamos a elaborar la Pisner vino a vernos mucha gente que pensaba que estábamos filtrando orina para ponerla directamente en la botella. Nos echamos unas buenas risas con eso”, recordó el director ejecutivo de la cervecera Norrebro Bryghus, Henrik Vang.

Lo que decidió hacer la empresa es utilizar la orina humana para regar los campos de cebada malteada con la que fabrican la cerveza; reemplazando así el estiércol y otros nutrientes para vegetales elaborados de manera artificial. Para ello, juntaron 50.000 litros de desechos de los urinarios que se instalaron durante el festival de música de Roskilde en 2015. Por lo tanto, insistieron en que ningún rastro de la orina queda en ninguna de las 60.000 botellas que elaboraron.

cerveza
Asistentes en el festival de música

“La razón por la que hacemos Pisner es porque somos una cervecería artesanal de Copenhague; y todas nuestras cervezas son orgánicas. Así, pensamos que sería una gran idea también entrar en la cerveza reciclable”, continuó.

Lo que en principio sonó como algo repugnante terminó siendo un éxito; ya que el Consejo de Agricultura y Alimentación dinamarqués denominó a este proceso ‘beercycling’ (por la unión de las palabras ‘cerveza’ y ‘reciclaje’). Incluso, la etiqueta del envase hace referencia al ciclo de beber, expulsar, regar, reciclar, beber.

Sin embargo, la compañía Norrebro Bryghus aún no decidió si habrá una nueva edición de la particular Pisner.

Fuente: Perú 21