El Universo: China se le filtra a EU por CA y con proyecto de Patuca en Honduras

158
El presidente de China, Xi Jinping, recibió en noviembre de 2017 en Beijing a su colega de Panamá, Juan Carlos Varela, en un encuentro que intensicó los nexos de ambos países (Foto: Xinhu

El régimen comunista de China consolidó  la penetración en Centroamérica, un estratégico flanco para incursionar al resto del Hemisferio Occidental, establece El Universo en una extensa nota. El prestigioso diario de México.

El Universo explica la ofensiva económica está cargada de simbolismos. Un vuelo de Air China aterrizó el jueves en la capital panameña e inauguró los vuelos entre Beijing y Panamá. Esto con escala en Estados Unidos. Esto para rearmar la voluntad de la dirigencia del gigante asiático de impulsar su intensa presencia en Centroamérica.

Actualmente,  China  solo logró establecer relaciones diplomáticas con dos países del istmo. Con Costa Rica en junio de 2007 y con Panamá en junio de 2017.

“China siempre ha querido establecer una relación especial con Centroamérica”, dijo el
Marco Vinicio Ruiz. Este costarricense es embajador de Costa Rica en China de 2010 a 2014. “Los chinos consideran a Centroamérica como un lugar estratégico por su ubicación entre dos océanos.

En la geopolítica internacional, es importante para China tener una base (económica) de operaciones en esta zona”, armó Ruiz, en una entrevista con EL UNIVERSAL.

Tras recordar que así como EU tiene gran presencia política, económica y militar en Asia, Ruiz subrayó que China quiere mantener una infuencia en el istmo centroamericano.

Negocios. Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua mantuvieron sus nexos diplomáticos con Taiwán; isla a la que China definió hace casi 70 años como provincia rebelde, y permanecieron leales con Taipéi.

Pero el poderoso músculo financiero chino en dólares abrió el apetito esos cinco países. Esto con la construcción en proceso por 350 millones de dólares de una hidroeléctrica en Honduras; y aparte de las inversiones que Beijing ya ejecutó o ejecutará en variados ámbitos en Costa Rica y Panamá por más de dos mil millones de dólares en los últimos años.

El vuelo de Air China con parada en Houston, Texas, y con frecuencia de dos veces por semana, emergió como nuevo paso de la ofensiva china en Centroamérica, tradicionalmente a la masiva influencia comercial, económica y financiera de Estados Unidos.

“Para que el desarrollo de China sea sostenible en el tiempo, dependerá del desarrollo y
prosperidad los países del sur”, adujo el embajador chino en Panamá, Wei Qiang, en una cita empresarial en marzo pasado en la capital panameña que se realizó bajo un lema: “China – América Latina: Vínculos estratégicos y alianzas empresariales”.

Tras armar que el nexo chino con Centroamérica está basado en el concepto “Ganar-Ganar”, el embajador alegó que la relación con Panamá aportó a China una ventaja estratégica importante, porque forma parte de sus planes a largo plazo para un mayor acercamiento con la región.

“Panamá busca consolidarse como puerta de entrada de China para América Latina”, adujo. Por su parte, la viceministra panameña encargada de Relacione Exteriores, Nicole Wong.

La cúpula comunista china enfrentó, por un lado, el choque comercial que atizó el presidente Donald Trump, que provocó que Estados Unidos y China cruzaron amenazas de castigos en los primeros días de abril al imponer nuevos aranceles por 50 mil millones de dólares para cada uno en el intercambio de exportaciones e importaciones. Por el otro, y casi en silencio, se le siguió infiltrando a EU en una posición que, como la centroamericana, emergerá como vía de acceso al resto de América.

Trampolín. Las empresas de China aprovecharon que están instaladas en la Zona Libre de Colón, abierta en 1948 en el sector caribeño de Panamá y segundo puerto mundial para la reexportación de mercancías después de Hong Kong, e ingresaron desde ese trampolín a gran cantidad de mercados latinoamericanos y caribeños con múltiples productos, desde pólvora y juguetes hasta refrigeradoras y ropa.

Costa Rica, que fue el primer país centroamericano que rompió con Taipéi y estableció  lazos diplomáticos con China, reconrmó durante los últimos años al mercado chino como su segundo socio comercial, solo superado por Estados

El intercambio en ambas vías sumó más de 12 mil 303 millones de dólares de 2012 a 2017, según cifras del gobierno costarricense. Las compras de Costa Rica a China aumentaron del 8.18% del total de sus importaciones en 2012 al 12.68% en 2017 y sumaron más de 10 mil 906 millones en esos seis años, precisaron los datos fiociales.

En una de las más cuantiosas inversiones de China en la zona centroamericana, la empresa
estatal china Sinohydro inició la construcción, con mano de obra hondureña y a un costo de 350 millones de dólares, una represa sobre el río Patuca, en el oriente de Honduras, que podría entrar en operaciones este año a principios de 2019, según la información oficial cial.

-