21 C
Honduras
miércoles, agosto 4, 2021

“El Tigre” Bonilla contradice a EEUU: “No tuve relación con ‘Tony’ Hernández”

TEGUCIGALPA, HONDURAS. “Es falso”, aseveró Juan Carlos El Tigre Bonilla, exjefe de la Policía Nacional, luego de que la justicia de Estados Unidos lo vinculó con Juan AntonioTonyHernández por delitos ligados al trasiego de drogas.

Según el acusado, los señalamientos responden a las declaraciones vertidas por Alexander Ardón, narcotraficante enjuiciado por la Fiscalía de Nueva York. Ardón fungió como testigo para el proceso contra el hermano del presidente Juan Orlando Hernández.

No obstante, “El Tigre” niega tener vínculos con el exdiputado. Asegura que está listo para defenderse en Estados Unidos o en cualquier lugar.

“Que yo tenga una vinculación con el abogado ‘Tony’ Hernández es falso. No tuve ninguna relación, directa o indirecta, con él. Lo puedo decir en cualquier parte del mundo”, afirmó.

Además, recalcó que está listo para ir “a donde sea” a defenderse, ya que no puede “estar soportando tanta persecución y denigración”. Es más, dijo que no ha sido amigo tampoco de los Valle, ni de los Cachiros, ni de ningún delincuente.

Lea también: DIDADPOL no investigó a «El Tigre» Bonilla por no ser miembro activo de la PN

“Ninguna vinculación con delincuentes”

El exagente de la Policía comentó que le gusta mantener un perfil bajo, pero nadie tendrá que buscarlo por las acusaciones presentadas en su contra. Se someterá a cualquier proceso, manifestó.

“No soy de los que me ando escondiendo. Si soy llamado o requerido por miembros de la Embajada Americana, yo me hago presente y me dirijo a donde sea. No tengo temor a nada”, detalló.

Y agregó: “No tengo vinculación con delincuentes. Puedo asegurar que no tengo relación con ninguno de ellos. Jamás he sido amigo de malhechores ni lo seré”.

¿Cómplice y amigo de “Tony”?

Aunque Bonilla se desliga de la situación, es importante conocer los argumentos con los que un abogado de la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, Geoffrey Berman, y Wendy Woolcock, agente especial de la DEA, lo vinculan con las fechorías que sentenciaron al hermano del gobernante de Honduras.

El legista Berman apuntó que, en base con la información que recopilaron, se presume que, de parte de “Tony” Hernández y el presidente, Bonilla supervisó el traslado de toneladas de cocaína que iban a Estados Unidos. Usó ametralladoras y otros armamentos para lograrlo; además, utilizó violencia extrema.

Asimismo, el relato provisto en la página web del Departamento de Justicia detalla que, entre 2003 y 2020, varias organizaciones ligadas al trasiego de estupefacientes trabajaban de manera conjunta con el apoyo de prominentes individuos del ámbito público y privado.

Entre esos personajes, estarían políticos de Honduras, además de oficiales de las fuerzas de seguridad. Recibían, según señalan, cargamentos desde diversos lugares, entre ellos Colombia y Venezuela. Las rutas que se investigaron son tanto aéreas como marítimas.

La justicia estadounidense apunta que, para facilitar esos movimientos, los traficantes pagaban sobornos a personajes del Congreso Nacional y también de la Policía Nacional; allí, estaría involucrado “El Tigre”.

El respaldo de información con el que se acusa a Bonilla también describe que él dirigía a otros miembros de la Policía que, armados con ametralladoras, permitían el paso a través de retenes policiales de vehículos con grandes cantidades de narcóticos sin ser siquiera inspeccionados. También, supuestamente, proveyó información sobre operaciones aéreas y marítimas para favorecer la conspiración.

Fiscalía: A solicitud de “Tony”, fue partícipe de un asesinato

En 2011, según la parte acusadora, “El Tigre” formó parte de una operación que dejó sin vida a un narcotraficante rival.

La acción procedió, supuestamente, a un pedido exclusivo de “Tony” y otros actores. Se narra que el “rival” trataba de impedir que pudieran transportar las cargas ilícitas mediante una región al oeste de Honduras, cerca de la frontera con Guatemala. Por tanto, no querían que se interpusiera en su camino; lo liquidaron.

En aquel entonces, recuerda el escrito, Bonilla comentó a la prensa que el asesinato fue un «ataque sorpresivo y bien planeado»; los perpetradores «limpiaron la escena totalmente».

Asimismo, el ex dirigente policial reportó que los asesinos habían utilizado lanzadores de granadas y rifles M-16 y Galil. La acusación explica que el Gobierno de Honduras brindó esos rifles a miembros de la Policía.

¿Cómo escaló en la Policía?

Bonilla es enfático en que no existe conexión alguna entre él y exparlamentario que fue declarado culpable en Estados Unidos.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido