29 C
San Pedro Sula
martes, mayo 17, 2022

Absuelto de asesinatos y con compañeros “caídos”, “El Porkys” tiene un año prófugo

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Hace exactamente un año atrás, causó asombro en la población hondureña un escape nunca antes visto en el país y que quedó grabado por las cámaras de la sede judicial en El Progreso, Yoro.

Más de 20 hombres con armas de grueso calibre, camuflados con indumentaria falsa de las fuerzas de seguridad del Estado, llegaron a los tribunales.

Ellos traían consigo un individuo que aparentaba ser un imputado más que llegaba al recinto para proseguir el proceso en su contra. Parecía un convoy de seguridad de rutina para evitar una fuga.

Sin embargo, con tal fachada, y con plena ironía, solo tenían un objetivo: liberar a un procesado, Alexander Mendoza, alias “El Porkys“, quien es el líder de la Mara Salvatrucha (MS-13).

Ellos cumplirían con la misión de sacar al “jefe” en poco más de cinco minutos, luego de someter a los empleados judiciales con sus armas; además, se enfrascaron en un cruce de balas con los verdaderos policías y militares, que eran minoría.

“El Porkys” salió, cubierto, por la puerta de enfrente. Tal vez no lo advertía de inicio, pero el trabajo de sus compinches por liberarlo había dejado a cuatro policías y un presunto criminal muertos.

VIDEO: Así fue el operativo de “rescate” para “El Porkys” el 13 de febrero de 2020

Una hipótesis que tiene la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) es que los involucrados huyeron en una ambulancia con la intención de despistar a las autoridades.

El vehículo de transporte de emergencia fue hallado en un sitio que servía, según FUSINA, como narcolaboratorio de la MS-13. Al interior de la ambulancia habían varias armas, que serían las usadas para el rescate.

Quienes orquestaron la fuga de Alexander Mendoza llevaban a un imputado falso como parte de su fachada.

Incapacidad para encontrarlo

El día después de la fuga despedían a los policías fallecidos con honores. Entre tanto, Julián Pacheco, titular de la Secretaría de Seguridad, declaró que había una búsqueda intensa -en todo el país- por recapturar a “El Porkys”.

Las autoridades no descartaron que verdaderos agentes hayan sido partícipes de la operación. La investigación prosiguió y se llegó a decir que el mandamás de la MS-13 estaría en Guatemala.

El gobierno, por su parte, designó una recompensa de dos millones de lempiras para quien pudiera ofrecer información fidedigna para dar con el paradero del marero.

El Ministerio Público (MP) dijo que se reservaría información del caso con la idea de “garantizar la recaptura“. Una alerta fue emitida en casi 200 países.

Caen sus aliados; él goza de ser “intocable”

Desde aquel momento, se han capturado a más de 30 sospechosos de haber participado en ese hecho. Uno de los detenidos, de acuerdo a la Policía, hasta confesó estar involucrado directamente.

Las autoridades prometieron que tendrían nuevamente a “El Porkys” tras las rejas. Sin embargo, ya se cumplió un año de su desaparición y todavía no hay siquiera indicios de que será aprehendido pronto.

Lo libran de doble crimen

En los papeles judiciales, el nombre de Alexander Mendoza seguía en mención. Días atrás, él quedó absuelto por la comisión de dos asesinatos luego de que así lo determinó la Sala I del Tribunal de Sentencia con Jurisdicción Nacional.

El dictamen expresa que no se encontraron medios probatorios suficientes para quebrantar el estado de inocencia contra Mendoza, quien es el líder de la Mara Salvatrucha (MS-13) y está prófugo de la justicia.

Lo mismo ocurrió con el ciudadano Denis Alexander Paguada. A ambos se les acusó de quitarles la vida a las fiscales Marlene Banegas y Olga Patricia Eufragio el 10 de octubre de 2014 en la colonia Prado Alto de San Pedro Sula.

Según la investigación, ambas se trasladaban de las instalaciones de la Fiscalía Regional del Norte hacia sus casas de habitación cuando fueron interceptadas. Fue en un semáforo, cuando esperaban que se pusiera en verde, que dos hombres en motocicleta las acribillaron.

Marlene Banegas (izquierda) dirigía la Fiscalía de Delitos contra la Vida y, al parecer, era el principal objetivo del ataque. Mientras que Olga Eufragio (derecha) estaba al frente de la Fiscalía del Medio Ambiente.

Fallece su “mano derecha”

Por el mismo caso se procesó inicialmente a Jairo Anwar Orellana Recinos, alias “Kawas”. Sin embargo, ya que él falleció en diciembre de 2020, el ente acusador solicitó la extinción de la acción penal en su contra.

Una fuente del Instituto Nacional Penitenciario (INP) informó a TIEMPO que “Kawas” era uno de los dos muertos que dejó un tiroteó que se registró en el Centro Penitenciario de “Siria” en El Porvenir, Francisco Morazán.

“Kawas” (izquierda) era el segundo al mando en la MS-13. Dirigía la estructura junto a “El Porkys” (derecha).

“El Porkys” aún tiene que pagar

Aunque “El Porkys” fue absuelto por el doble crimen, no significa que está libre de cuentas pendientes con la justicia. Lucía Villars, portavoz del Poder Judicial (PJ), recordó que él ya fue condenado a 20 años de prisión por el delito de asociación ilícita en perjuicio del Estado de Honduras.

En caso de ser recapturado, el jerarca de la MS-13 volvería para cumplir tal pena; empero, el último rastro que hay de “El Porkys” es de cuando burló la autoridades para sumirse en la impunidad.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido