Barcelona, España.- Desajustada, la defensa del Barcelona que está sufriendo como pocas veces en el nuevo siglo. El Barça tiene una media de goles encajados de 1,27 por partido.

Resultado de imagen para defensa del barcelona
Gerard Piqué es el único central diestro en la plantilla del Barcelona.

Desde la temporada 2000-2001, cuando en el banquillo mandaron primero Serra Ferrer y después Rexach, el conjunto azulgrana no tenía un promedio superior de tantos recibidos.

Asimismo, entre Reina (25), Dutruel (16) y Arnau (nueve) fueron a buscar la pelota en 57 oportunidades a la red de la portería del Barcelona, con una media de goles encajados por encuentro de 1,5.

Desde aquella temporada, el Barça ha recibido más de un tanto por partido en cuatro campañas: la 2002-2003 (1,23), cuando por el Camp Nou pasaron Van Gaal, De la Cruz y Antic; la 2007-2008 (1,13), con Rijkaard; 2012-2013 (1,05), con Tito Vilanova; y la actual.

Gerard Piqué es el único central diestro en la plantilla del Barcelona

Confeccionada por Éric Abidal y Ramon Planes es una situación inédita para el central catalán, tan inédita como el hecho de haber jugado 11 partidos de LaLiga consecutivos.

No tiene más alternativa Piqué, ni tampoco Ernesto Valverde que cuenta con el nuevo Lenglet  y los lesionados Umtiti y Vermaelen.

A una pareja de centrales sin rodaje, se le suma un lateral derecho improvisado, como Sergi Roberto, y un izquierdo como Jordi Alba, que no destaca precisamente por ser una roca en defensa, aunque intratable en ataque (suma siete asistencias en la temporada), todavía invisible ante los ojos del nuevo seleccionador de España, Luis Enrique.

“No puede ser que recibamos goles en todos los partidos, a la mínima nos hacen gol, somos conscientes de eso, tenemos que mejorar”, se había quejado Leo Messi en octubre.

Asimismo el técnico azulgrana comentó: “¿Fragilidad en defensa?”, tenemos que buscar el equilibrio”, dijo Valverde.