«El agua se llevó todo»: El Paraíso, sumido en la devastación tras el paso de Iota

331

Además: Vehículo es arrastrado por río en Los Terrones, Danlí, El Paraíso

Pocas horas duró paso de Iota, pero dejó severa destrucción

Las pocas horas que duró el recorrido que hizo Iota por ese departamento del país dejaron mucha destrucción material. Principalmente, los daños se reportan en la agricultura y obras de infraestructura como carreteras y puentes.

Lo mismo sucedió con casas de familias humildes de campesinos, muchas de ellas construidas con adobe y láminas de zinc. En otros casos de pobreza extrema, con bahareque o tablas de madera rustica.

Iota, que se considera como un fenómeno natural de consecuencias catastróficas, causó daños en todo Honduras, especialmente en El Paraíso.

Los efectos de ese fenómeno natural comenzaron a sentirse el domingo en la región de La Mosquitia, departamento de Gracias a Dios, colindante con Nicaragua. Ahí provocó precipitaciones que superaron los 200 milímetros, según expertos en meteorología.

El fenómeno también causó inundaciones en toda la región caribeña de Honduras y el oriente, que conforman Gracias a Dios, Olancho y El Paraíso.

Lo mismo sucedió en toda la zona costera que abarca los departamentos de Atlántida, Cortés e Islas de la Bahía, y en Yoro (norte), Comayagua (centro). Y los restantes en el occidente que colindan con Guatemala y El Salvador.

Hasta ahora no hay una cifra exacta de las pérdidas que causaron los dos fenómenos naturales. Sin embargo, globalmente han dejado alrededor de 80 muertos, mientras que las pérdidas económicas, según algunos analistas, podrían superar los 3 mil millones de dólares.

Cifras de organismos de socorro señalan que más de 3 millones de hondureños resultaron afectados por los dos fenómenos naturales. Por su parte, la cifra de albergados rondaría los 100 mil.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn