El mundo busca desesperadamente una vacuna contra Covid-19

14071
Covid-19
Científicos y médicos de todo el mundo buscan desesperadamente una vacuna que sea capaz de contener la epidemia del Covid-19.

REDACCIÓN. A la espera de una vacuna eficaz que tardará al menos un año, científicos y médicos de todo el mundo buscan desesperadamente una vacuna que sea capaz de contener la epidemia del Covid-19.

Por ejemplo, la cautela necesaria por presentar un estudio muy pequeño, la prestigiosa revista «New England Journal of Medicine» ha publicado los resultados de uno de los antivirales más prometedores contra el coronavirus.

Los datos arrojan cierta luz en la búsqueda de un tratamiento eficaz: de los 53 enfermos graves tratados con el fármaco remdesivir, el 68% mostró una «mejoría clínica», definida como la posibilidad de recibir el alta hospitaria, ser desintubado o necesitar oxígeno.

A la espera de nuevos datos

Los autores de la investigación dejan claro que los resultados son limitados por el tamaño de la muestra y el tiempo relativamente corto de seguimiento de los pacientes. «No podemos sacar conclusiones definitivas», escribe Johathan Grein, director de Epidemiología del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles y autor principal del artículo. Pero, al mismo tiempo, se sugiere que el antiviral puede tener un «beneficio clínico» en los enfermos más urgentes, aquéllos que tienen un pronóstico grave y necesitan cuidados en UCI y ventilación mecánica.

En realidad, este pequeño estudio es solo el aperitivo de un ensayo clínico mayor de 761 pacientes iniciado en China cuando en España aún no se libraba la lucha contra el Covid-19. Estos resultados más amplios se presentarán en unas semanas y serán claves para conocer mejor la eficacia y seguridad del tratamiento.

España también prueba vacunas contra el Covid-19

No es el único estudio que se espera. En España ocho hospitales españoles de Madrid, País Vasco, Cataluña y Andalucía también están probando el mismo fármaco. Esto para conocer su eficacia en pacientes con la enfermedad de moderada a avanzada.

El antiviral es uno de los cuatro tratamientos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó en un gran ensayo mundial, bautizado como «Solidaridad».

El fin de esta investigación sin precedentes es encontrar información científica solvente.

Le puede interesar: Una vacuna contra el coronavirus antes de 2021, ¿China o EEUU?

Se buscan fármacos utilizados en el tratamiento de otras enfermedades –y por tanto se sabe que son seguros– así como compuestos con resultados positivos en animales contra coronavirus similares.

Exitos muy pequeños contra el Covid-19

Remdesivir se probó de forma experimental contra el brote de ébola de 2014 y ahora busca una segunda oportunidad. También se ha ensayado contra el SARS y el MERS, otros coronavirus similares al actual. Todavía ningún paísha la ha aprobado por estar aún en investigación.

La revista «New England Journal of Medicine» recogió el caso de un enfermo de coronavirus en Estados Unidos. Esta recibió el antiviral cuando su estado empeoraba y mejoró al día siguiente. Pero estos éxitos son una muestra muy pequeña. Aún no ha demostrado si es eficaz y seguro. Y el estudio con los 53 pacientes, pese a ser alentador, tampoco proporciona evidencia científica sólida sobre el impacto clínico del tratamiento.

Probarlo todo

A la espera de una vacuna eficaz que tardará al menos un año, científicos y médicos de todo el mundo buscan desesperadamente un tratamiento que sea capaz de contener la epidemia del covid-19. La estrategia es probarlo todo y lo mejor sería encontrar un fármaco que ya estuviera comercializado y conociéramos de antemano su seguridad. Por eso se prueba también un tratamiento contra la malaria (cloroquina). Esta empezó a utilizarse durante la Segunda Guerra Mundial o combinaciones de antivirales utilizadas contra el virus del sida.

Otra opción: Las transfusiones de sangre

Otras opciones que se están valorando en el estudio de la OMS y en otros ensayos clínicos son las transfusiones de sangre con plasma de enfermos que ya han superado la infección. Pero también se prueban moduladores del sistema inmunitario, células madre con efecto antiinflamatorio y medicamentos contra el cáncer como la Aplidina de Pharmamar que ha demostrado una potente respuesta antiviral.

Hasta la medicina china aporta tratamientos que se están ensayando en quince ensayos clínicos en los que participan más de 2.000 personas. Uno de ellos evalúa el shuanghuanglian, un extracto de la planta Forsythiae fructus que se utiliza desde hace siglos contra infecciones.

Fuente: Diario ABC de España