BARCELONA — El portero Alisson Becker, de 25 años de edad y que jugó las dos últimas temporadas en la Roma, lo hará en el Liverpool después de acordar los dos clubes su transferencia por 87.1 millones de dólares, convirtiéndole de esta manera en el guardameta más caro de la historia del fútbol.

El traspaso será oficial en cuanto los representantes del portero brasileño concreten las condiciones contractuales con el club de Anfield Road, que peleaba su fichaje con el Chelsea.

El club de Stamford Bridge, pendiente de la venta de Thibaut Courtois al Real Madrid, mantenía a Alisson en el primer puesto como sustituto, si bien también tenía en la lista de candidatos al joven Gianluigi Donnarumma, al esloveno del Inter Samier Handanovic e, incluso, se especuló con un regreso, improbable, de Petr Cech, quien hace tres temporadas fue trapasado al Arsenal por 18 millones de dólares.

Alisson, por quien la Roma pagó en su día 10.4 millones de dólares al Internacional de Porto Alegre, permanece de vacaciones en Cerdeña y firmará un contrato por las próximas cinco temporadas con un salario neto de 6.5 millones de dólares anuales, además de compartir con el Liverpool al 50 por ciento sus derechos de imagen, que de acuerdo a una fuente cercana a la Roma le supusieron la pasada temporada a la entidad italiana unos ingresos superiores al millón de dólares y que se estima sería la razón definitiva para aceptar la propuesta red.

RÉCORD

El internacional con la selección brasileña provocará un efecto dominó que, se sospecha, podría afectar también a Jasper Cillessen, cuya continuidad en el Barcelona no está asegurada y, convirtiéndose en el 16º traspaso más caro de todo el fútbol mundial será, por mucho, el portero por quien más se habrá pagado un fichaje.

En el verano de 2017 el Manchester City convirtió al también brasileño Ederson (suplente de Alisson en el Mundial) en el portero por quien más se invirtió en Inglaterra, cuando pagó 46,6 millones de dólares al Benfica por su fichaje, convirtiéndose entonces en el segundo más caro por detrás de Buffon y por delante de los 35 millones que en 2011 ingresó el Schalke 04 por la marcha de Manuel Neuer al Bayern Munich.

Esta cifra, la de Neuer, podría ser superada de manera inminente por Courtois y su fichaje por el Real Madrid en un verano que ya ha visto el traspaso de dos porteros entre los más valiosos de la historia, como fueron el pase de Leno desde el Bayer Leverkusen al Arsenal y el de Meret desde el Udinese al Napoli.