Francisco Clodoaldo Chagas Ferreira es considerado el futbolista más feo de Brasil. Ese título, que él se lo toma con gracia desde hace tiempo, motorizó su popularidad como delantero. Ahora, a los 39 años, se dio el gusto de volver a jugar en el Fortaleza, el club donde se inició y tuvo cuatro etapas diferentes. En el primer partido metió un gol.

Clodoaldo es delantero, mide 1,61 y salvo una breve etapa en el Beira Mar de Portugal, siempre jugó en equipos menores de Brasil. Ahora volvió al club que lo vio crecer, después de dos años retirado.

Con 127 goles, Clodoaldo es el segundo mayor goleador de la historia de Fortaleza. Y la hinchada tiene una canción que dice «uh, terror, Clodoaldo é matador!» (algo así como «Uh, terror, Clodoaldo es el matador!»).

Después del partido, «El Feo» se paró delante de las cámaras y le dedicó el gol a su esposa, además de saludarla por su cumpleaños. ¡Un crack!

En la Argentina hay un caso muy conocido de un futbolista al que le decían «El Feo». Se trata del gran ídolo riverplatense Ángel Labruna, quien fuera multicampeón como delantero y técnico de River.

Este ariete de 39 años y que mide 1.61 tuvo un paso fugaz con el Beira Mar de Portugal, siempre se mantuvo con un bajo perfil militando en equipos con poco protagonismo y después de dos años estar alegado de las canchas, regresó.

Chagas Ferreira, es el segundo máximo goleador del conjunto de Fortaleza y los hinchas de esta escuadra ya le dedicaron un cantico.