SAN PEDRO SULA. Ayer jueves en horas de la tarde, Diario TIEMPO dio a conocer públicamente que Carlos Nahún Maldonado Zelaya, alias «El Flaco», capturado en la Colonia Suazo Córdoba, había estado recluido en «El Pozo», pero nadie se explicaba por qué andaba libre.

Posteriormente, las autoridades dieron a conocer que Maldonado Zelaya fue dejado libertad hace unos meses puesto que no se le halló pruebas suficientes como para condenarlo; sin embargo, ayer la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA) le dio captura junto a otro pandillero, supuesto cabecilla de la mara Salvatrucha en Chamelecón, de nombre Mario Roberto Antúnez Amaya.

A los mareros se les decomisó: dos armas de fuego, Magnun 357, conteniendo seis proyectiles sin percutir, una Smith y Wesson con un cargador de 15 proyectiles sin percutir•.

Así como bolsas plásticas transparentes conteniendo en su interior hierba seca supuesta marihuana (aproximadamente una libra entre las tres) y varias notas donde se supone relacionadas con el cobro de extorsión, aproximadamente L. 2,300.00.

Se supo que tras ser presentados a los medios de comunicación, los detenidos fueron remitidos a la fiscalía de turno. Lo anterior, por los delitos de portación ilegal de armas y posesión ilícita para el tráfico de drogas.

YA HABÍA SIDO CAPTURADO “El FLACO”

En el caso de Carlos Maldonado Zelaya, alias “El Flaco”, fue arrestado por las autoridades en mayo del 2015.

En ese entonces, agentes de la Policía Nacional informaron sobre la captura de cuatro supuestos integrantes de la Mara Salvatrucha (MS).

Lo anterior, en la colonia San Judas de La Ceiba, departamento de Atlántida, en la zona litoral de Honduras.

Además: “El Pechocho” pone en duda seguridad de “El Pozo

Los detenidos correspondían a los nombres de Alex Ortiz Ruiz (42) alias “Chory”, Carlos
Nahúm Maldonado Zelaya alias “El Flaco”, José Santos Castillo Díaz alias “El Chino” y un menor de 14 años.

Al momento de ser requeridos se les decomisó un arma de fuego tipo pistola, calibre desconocido. Además, con cacha de madera marca Smith Wesson modelo 410, un cargador sin proyectiles. Además se les decomisó un vehículo Toyota tipo taxi, modelo Corolla. Este, sin placas y con número de # 1257 donde se transportaban.

Los detenidos fueron acusados por los delitos de asociación ilícita. Asimismo, posesión ilegal de arma y tentativa de robo en perjuicio de testigo protegido.