JUTICALPA.- Después de que el Juticalpa FC llegara a los 30 puntos en la tabla del descenso, tras derrotar 2-0 al Platense en el Juan Ramón Brevé, el técnico Wilmer Cruz habló sobre el momento que vive el equipo olanchano.

Wilmer Cruz es el técnico del Juticalpa FC.

Y es que desde que el técnico del Real de Minas, Raúl Cáceres mencionó que el equipo que descendería sería el Juticalpa inició la polémica entre ambos clubes.

El técnico inicio hablando sobre el partido jugado ante el platense, juego que se terminó este lunes a las 10:00 de la mañana por problemas con la energía eléctrica la noche de ayer.

“No queremos perder lo que tenemos en mente de tratar en estos dos juegos que vienen, salvar al equipo. Tal vez no seamos nosotros quienes metimos al equipo en esta situación, pero somos los encargados de sacar esto adelante, para eso nos trajeron”, inició diciendo Wilmer.

El técnico que llegó hace algunas jornadas atrás, por la destitución de Robert Lima aseguró que hará todo lo posible para mantener al equipo en la Primera División de Honduras.

 “Nosotros sabemos que el pueblo olanchano no se puede quedar sin equipo, este equipo les costó mucho. Yo les dijo a mis jugadores, juguemos como juegan los olanchanos, estos se barren, meten ganas”, aseguró.

Y agregó: “Los olanchanos ponen los blanquillos dentro del campo, así quiero que jueguen mis jugadores porque la verdad no se merece quedarse fuera de la fiesta grande, siempre tenemos que estar en Primera División, vamos a lucha para lograrlo”, dijo.

Sobre su próximo partido ante Motagua

“Aquí es de luchar, es de pelea, de trabajar, de meterle ganas y de no humillarnos ante nada, solamente ante Dios. Vamos a descansar cuando nos muramos, ahorita hay que trabajar”, dijo.

Por otra parte se encargó de enviarle un “recadito” al técnico del Real de Minas, Raúl Cáceres quien en su momento dijo que los “canecheros” descenderían:

“Yo no puedo rebajarme a la altura de otras personas, al fútbol le tengo respeto porque el fútbol le pasa facturas, cuando uno habla de más el fútbol le pasa factura, así que hay que tener mucho cuidado. Que Dios lo proteja y lo cuide”, cerró Cruz.