El Clásico Capitalino que se convirtió en una noche de desgracia

154
El Clásico Capitalino que se convirtió en una noche de desgracia
Conoce los factores que convirtieron un partido de Liga Nacional en una tragedia.

TEGUCIGALPA.- El «Clásico Capitalino» entre el Olimpia y Motagua se manchó una vez más por la violencia luego de que «aficionados» lanzarán piedras y botellas al bus donde los jugadores del club azul se transportaban rumbo al estadio Nacional.

Es por eso que Cronómetro de Diario Tiempo te cuenta todas las acciones que influyeron a esta tragedia que deja una huella imborrable en la historia de la Liga Nacional.

La «sanción»

Todo se remonta al duelo entre Olimpia y Real Sociedad en la jornada dos del Apertura 2019, donde la barra del Olimpia (Ultra Fiel), fue castigada por la Comisión de Disciplina del Centro por entrar de manera inexplicable a la cancha en pleno desarrollo del partido. La sanción aplicada por la Comisión fue el de prohibir la entrada de la barra olimpista para los partidos de la fecha 4 (vs. Vida) y 5 (vs. Motagua).

Momento exacto donde la Ultra Fiel invadió la cancha del estadio Nacional.

En el primer partido de suspensión contra el Vida, no hubo ningún incidente ni algún acto de violencia antes, entre o después del partido.

La solicitud

En el marco de la previa del «Clásico Capitalino» y en la organización para las medidas de seguridad, la Policía Nacional en conjunto al Olimpia solicitaron un día antes del partido, que se le retirara la suspensión a la barra del Olimpia, ya que con el «control de seguridad» que se había interpuesto, la tranquilidad en el estadio estaba garantizada.

La respuesta de la Comisión de Disciplina ante la solicitud fue denegada, y su presidente, Lutfli Zablah confirmó que el castigo se mantendría.

La tragedia

Llegaron las 6:30 de la tarde del sábado 17 de agosto cuando se informaba sobre el ataque al bus del Motagua por parte de «simpatizantes» del Olimpia en las inmediaciones del bulevar Morazán camino al portón 11 del estadio Nacional, lugar donde se encontraba un anillo de seguridad encargado de hacer un registro a los aficionados que entraban por ese sector.

Punto exacto del ataque al bus de Motagua.

Tras el ataque, el Motagua tomó dirección a una clínica para atender a los jugadores: Emilio Izaguirre, Jonathan Rougier y Roberto Moreira, los cuales salieron perjudicados con los vidrios que estallaron por los proyectiles que lanzaron desde afuera del bus.

A pesar de que la Policía Nacional montó cinco anillos de seguridad a lo largo del recinto deportivo, todo se cayó a pedazos. La noche en el Nacional se volvió una batalla entre aficionados en la parte de afuera del estadio, mientras que dentro del «coloso de la capital» existía tensión y miedo por los hechos que se estaban presentando.

El saldo final fue lamentable, cuatro muertos y 12 heridos dejó el fatal incidente en Tegucigalpa.

Te puede interesar: TRAGEDIA EN EL CLÁSICO: Atacan jugadores del Motagua camino al Nacional

Los «ecos» del día siguiente

Después de gases lacrimógenos y de momentos de incertidumbre, la Liga Nacional se hizo presente con un comunicado que contenía lo que todos sabíamos, la suspensión definitiva del partido.

Comunicado de la Liga Nacional.

Olimpia y Motagua se pronunciaron después de lo sucedido, ambos compartían un mismo sentir: el pesar de la muerte de los aficionados.

Te puede interesar: Caos en la cancha del estadio Nacional ¡Personas se están desmayando!

Por su parte, Rafael Villeda, presidente del Olimpia, defendió a los suyos y aseguró que no fue la Ultra Fiel los responsables del ataque al Motagua, y reveló que estuvo en el lugar minutos antes de que sucediera el lamentable incidente.

«Yo venia delante del bus de Motagua, y por todos lados se miraba afición del Olimpia, pero no era la Ultra Fiel, eso fue lo que nos reportó la Policía Nacional. Yo estaba ahí y lo que había era una gran cantidad de seguidores del Olimpia compartiendo».

Te puede interesar: Presidente del Olimpia: «No fueron los de la Ultra Fiel»

La Ultra Fiel en el estadio Nacional, ¿y no estaban castigados?

Un día después y ante los señalamientos, la barra del Olimpia subió un comunicado por medio de sus redes sociales donde desmienten toda información que los vincule con el atentado contra los jugadores del Motagua y responsabilizan a la Policía Nacional por el mal control de seguridad que se presentó en el estadio Nacional.

De igual manera, los «barristas» revelaron que ellos estaban presente en el estadio Nacional dos horas y media antes, dejando evidenciado que no hubo una supervisión sobre la sanción impuesta por la Comisión de Disciplina del Centro.

La conclusión de momento no es clara, la opinión pública da como alternativa que el partido se juegue a puerta cerrada, mientras que la Comisión de Disciplina esperará a imponer sanciones a los responsables.

Te puede interesar: GALERÍA: Muertes, personas heridas, gases y todo lo que pasó en las afueras del Nacional