«El Chelito»: «Yo los maté por órdenes del barrio 18»

1215
chelito capturado por matar a taxistas
Los supuestos autores materiales del asesinato de dos taxistas en Choloma ya fueron capturados.

CORTÉS, HONDURAS. Así fue la declaración que hizo Orlín Alberto Miranda Orellana, alias «El Chelito» al momento de ser presentado por las autoridades.

El supuesto miembro de la pandilla 18 fue capturado el pasado sábado en el barrio El Centro, municipio de El Naranjito, departamento de Santa Bárbara. A este se le considera el hechor material del asesinato de dos taxistas el pasado 11 de febrero en un punto de taxis en La Jutosa, en Choloma.

De interés: Con tan solo 17 años, niña habría matado a tres transportistas en SPS

También se dio captura al otro individuo identificado como Jhon Marlon Durón, de 22
años de edad. A este se le acusa por el delito de extorsión y otros ilícitos.

Orlin Orellana declaró de manera categórica, que él disparó en contra de los infortunados por ordenes del barrio 18. «Yo maté a los muchachos por ordenes del barrio 18», recalcó el detenido.

Recibió órdenes

Al ser consultado sobre la indicación que recibió dijo que «yo solo recibí la orden de ir asesinarlos». Se presume que «El Chelito» actuó por ordenes de Suany Yarelith Guzmán Hernández, de 18 años, quien se presume es una líder de la mara 18 en un sector de Choloma.

Esta joven ya fue capturada acusada de sicariato, la semana anterior, luego que las investigaciones arrojaran que ella es la autor intelectual de los crímenes. Al parecer ella lideraba doce colonias en la zona del Kilómetro en la ciudad de cholomeña.

Suany Guzmán se le detuvo en el muelle del barrio La Playa en Omoa, Cortés. En ese momento la joven estaba huyendo de las autoridades rumbo a Estados Unidos.

Jóvenes

Cabe resaltar que las personas que están cometiendo estos crímenes aparentemente por extorsión, son jóvenes menores de 20 años. Las pandillas están utilizando a jóvenes para poder cometer sus fechorías.

La joven Suany Guzmán fue reclutada y gracias a su temple se convirtió en una de las mujeres de confianza de los líderes de la pandilla.

En el caso de «El Chelito», a su corta edad ya estuvo recluido acusado de portación ilegal de armas. Hace dos meses había saludo libre, pero solo fue para seguir delinquiendo.

Las autoridades de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP) que antes los acusados tenían planeado reunirse para cometer otro crimen en la zona. Esto cono una forma de intimidación para que los conductores de transporte pagarán la extorsión.

Asimismo, la FNAMP informó sobre la detención de otra menor de edad, por suponerla responsable de matar a tres transportistas en San pedro Sula.