El Chapo lleva 30 años construyendo túneles

236

Un cuarto de siglo antes que el narco mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán escapara el 11 de julio pasado de la prisión de máxima seguridad de El Altiplano por un túnel, el criminal más perseguido del mundo ya se mostraba orgulloso de sus construcciones.

«El arquitecto Corona me hizo un túnel bien chingón», dijo Guzmán Loera en 1987, durante una reunión en una de sus residencias, según una acusación del Departamento de Justicia de Estados Unidos a la que tuvieron acceso dos periodistas del diario mexicano El Universal.

El testigo principal del documento, de apellido Martínez, relata cómo Jesús Corona Verbera, «el arquitecto», era tan cercano a «El Chapo» que era el único al que él había visto tratarlo de tú. Su relación se había fraguado cuando Corona empezó a diseñar sistemas hidráulicos para ocultar cargamentos de droga, y sufrió un revés en mayo de 1990, el día en que el arquitecto se convirtió en prófugo de la justicia estadounidense.

Un grupo de agentes monitoreó un cargamento de casi una tonelada de cocaína y descubrió que un supuesto negocio de lavado de tráileres en Douglas, Arizona, era en realidad una casa de seguridad para los envíos de «El Chapo», en la que se ocultaba un túnel que conectaba con Agua Prieta, Sonora. Allí el subterráneo desembocaba en otra casa de seguridad a nombre de Francisco Camarena Macías, a quien el testigo señala como el abogado del capo del Cártel de Sinaloa.

En este túnel, de principios de los años 90, bien iluminado y de unos 60 metros de longitud, se encontró un carro parecido a los que se usan en las minas, una escalera, un sistema de poleas, un elevador, un sistema de aire y una pipa para drenar agua.

Aún con más de 25 años de diferencia, algunas de las características del túnel de 1.5 kilómetros por el que, según las autoridades, el delincuente más famoso de México escapó de una cárcel inexpugnable, se repiten: la iluminación, la ventilación, las escaleras, una locación en construcción.

SÉPALO
Las investigaciones se centran en los inicios de la década de 1990, cuando está construyendo una sofisticada red de túneles y casas de seguridad para exportar droga, especialmente cocaína, a Estados Unidos.