FRANCIA.- La escena hasta ahora más romántica del Mundial de Francia la han protagonizado la danesa Pernille Harder y la sueca Magdalena Eriksson después de que Suecia eliminara en los octavos de final a Canadá.

Resultado de imagen para Magdalena Eriksson
Magdalena Eriksson y Pernille Harder se besan tras la clasificación de Suecia.

Ambas son pareja y lo celebraron con un beso de película

Una celebración con miga, teniendo en cuenta que ambas selecciones coincidieron en el grupo de la fase de clasificación y que Suecia le arrebató la primera plaza a Dinamarca, que se quedó fuera del Mundial.

Pernille y Magdalena se conocieron cuando ambas coincidieron jugando en el Linköpings sueco, de 2013 a 2016. Posteriormente, Magdalena fichó en 2017 por el Chelsea y Pernille se fue al Wolfsburgo.

 

¡Separadas dentro del campo!

A nivel de selecciones vivieron su peor momento durante la fase de clasificación para el Mundial de Francia.

Suecia y Dinamarca quedaron encuadradas en el grupo 4 y Suecia acabó primera, después de que Dinamarca perdiera sus dos partidos, el primero por sanción disciplinaria de la UEFA; ya que las danesas no se presentaron al partido como medida de presión para conseguir la igualdad salarial y de trato por parte de su federación.

El partido se les dio por perdido, pero consiguieron finalmente que sus salarios se igualaran a los de sus compañeros de la selección danesa.

Ahora, en el Mundial de Francia, la danesa Pernille Harder, visiblemente emocionada y ataviada con la camiseta de Suecia de Eriksson, no dudó en bajar al césped a felicitar a su novia Magdalena y fundirse con ella en un emotivo beso.

Por otra parte, Suecia se enfrentará este sábado a Alemania en los cuartos de final y si Suecia elimina a Alemania seguro que ambas lo volverán a celebrar.