25.1 C
San Pedro Sula
lunes, octubre 3, 2022

¿Ejercicios para la zona íntima? Existen y así se practican

Debes leer

REDACCIÓN.- Hacer ejercicio es una obligación para llevar una vida saludable pero ¿sabías que le tienes que prestar la misma atención a tu zona íntima? Así como lo escuchas. Ejercitar los músculos vaginales tiene muchísimos beneficios y sí, existen ejercicios para esa área del cuerpo. 

Son conocidos como ejercicios Kegel y están diseñados para fortalecer los músculos del piso pélvico, que sostienen el útero, la vejiga, el intestino delgado y el recto.

Es importante fortalecer el piso pélvico ya que con la edad se suele debilitar este sostén, especialmente después de los embarazos. Otros factores que pueden debilitar el suelo pélvico son: tener sobrepeso, la tos crónica y el estreñimiento.

Además, realizar este tipo de ejercicios mejora la actividad sexual porque los músculos del suelo pélvico también tienen un rol importante en la excitación, respuesta y satisfacción sexual.

El debilitamiento de estos músculos puede causar menor respuesta sexual y dificultad para tener un orgasmo. Especialmente en mujeres que están en el postparto, son muy útiles para recuperar el tono de los músculos que se esforzaron tanto durante el parto y tener menos dolor al volver a tener relaciones, así como disfrutarlas más.

Tomate tu tiempo para realizar los ejercicios.

¿Cómo hacer los ejercicios Kegel?

Lo primero que debes hacer es encontrar los músculos correctos. Para identificar los músculos del suelo pélvico imagina que estás intentando contener gases u orina, luego aprieta los músculos que usarías. Si siente un tirón, está apretando los músculos correctos para los ejercicios pélvicos.

Una vez que sepas cómo es el movimiento de los músculos, haz los ejercicios de Kegel tres veces por día:

Primero cerciórate de que la vejiga esté vacía, luego siéntate o acuéstate. Posteriormente aprieta los músculos del piso pélvico. Mantenlos apretados y cuenta de 3 a 5 segundos. Seguidamente relaja los músculos y cuenta de 3 a 5 segundos. Repite 10 veces, 3 veces al día, en la mañana, tarde y noche.

Respira profundamente y relaja el cuerpo cuando estés haciendo estos ejercicios. Verifica que no estés apretando el estómago, los muslos, los glúteos ni los músculos del pecho.

Después de 4 a 6 semanas, deberás sentirte mejor y tener menos síntomas. Sigue realizando los ejercicios, pero no aumentes la cantidad de veces que los haces. El exceso puede llevar a distenderse al orinar o defecar.

Es importante cuidar tu zona intima, no solo en su higiene, sino que también en cuanto a su fortalecimiento.

Lea además: Cinco reglas de higiene para mantener la salud de tu zona íntima

Algunas notas de precaución:

  • Una vez que usted aprenda cómo hacerlos, no practique los ejercicios de Kegel en el momento en que esté orinando más de dos veces al mes. Hacerlo mientras orina puede debilitar los músculos del piso pélvico con el tiempo o causar daño a la vejiga y los riñones.
  • En las mujeres, hacer los ejercicios de Kegel incorrectamente o con demasiada fuerza puede llevar a que los músculos vaginales se tensionen demasiado. Esto puede causar dolor durante las relaciones sexuales.
  • La incontinencia retornará si usted deja de hacer estos ejercicios. Una vez que usted empiece a realizarlos, posiblemente necesite hacerlos por el resto de su vida.

Nota para nuestros lectores: 

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido