TEGUCIGALPA. –  Robert Ávila, es un aficionado Motagüense que después de ver a su equipo eliminado no agachó la cabeza, sino agarró una bolsa para basura y se puso a limpiar las graderías.

La imagen puede contener: Robert Avila
Robert Ávila, dio gran lección al terminar el partido de Moatgua ante el Herediano.

El aficionado demostró su cultura y a pesar de no tener los mejores ánimos por el resultado de su equipo; sorprendió por lo que hizo al terminar el encuentro.

Siempre es bien sabido, que al terminar un partido, las graderías de los diferentes sectores; y hasta la localidad de silla queda totalmente lleno de basura. Como suele ocurrir en estos partidos, que son también fiestas del consumo de todo tipo de productos.

Sin embargo, dejar su lugar sucio, no fue una excusa para Robert, fiel seguidor del equipo. Robert, que no se pierde los partidos de Motagua.

Una buena costumbre

Claro que hay personas que están destinadas a ordenar el “relajo” que como aficionados dejamos; pero no estaría nada mal implementar una nueva cultura de aseo.

Mundial de Rusia 2018

Cabe recordar que vimos la misma acción de los japoneses en su primer partido de la Copa del Mundo Rusia 2018. Partido que jugaron ante Colombia.

Los aficionados japoneses probaron de nuevo ser los más educados; al quedarse a limpiar la basura después de que su selección le ganara a los cafetaleros.

Se tienen también imágenes de fanáticos de Senegal haciendo algo parecido, así que tal vez esta buena costumbre se empieza a diseminar. ¿Podríamos hacerlo en nuestro país?