28.2 C
San Pedro Sula
viernes, febrero 3, 2023

“Turismo de vacunación”: Los que viajan a EEUU solo para recibir la vacuna contra la COVID-19

Debes leer

REDACCIÓN. Uno de los países que ha logrado conseguir cantidades industriales de la vacuna contra la COVID-19, es Estados Unidos, pero la campaña de vacunación para sus habitantes se ha visto manchada por un fenómeno mediático llamado “turismo de vacunas”.

Debido a la delicadeza del asunto, referente al traslado de las dosis, solo en algunos estados del país norteamericano se está administrando la vacuna. En los demás, en lugar de un beneficio, hubo más problemas.

¿Qué es el turismo de vacunas?

En pocas palabras, el “turismo de vacunas” consiste en que todo aquel que tenga poder, dinero o influencias políticas, viaja a EE.UU. solo a conseguir el antídoto contra el virus.

Un ejemplo, es el sonado caso del conductor de televisión en México, Juan José Origel, quien viajó a Florida, solo a ponerse la vacuna contra la COVID-19.

Fue el propio presentador quien subió la foto recibiendo la vacuna, con lo que se ganó el repudio de tanto usuarios mexicanos como estadounidenses.

Los internautas criticaron directamente que se le diera primero la vacuna a un “presentador de farándula” en vez de a un médico o algún paciente enfermo.

Similar a Origel, un par de personalidades de la televisión de Argentina, Yanina Latorre y Ana Rosenfeld, compartieron en redes sociales su experiencia de vacunación en el mismo estado, donde estaban como turistas.

“Yo siempre quise ponerme la vacuna. Si hubiera tenido la posibilidad de hacerlo en la Argentina, lo hubiera hecho, pero las primeras llegaron para el personal esencial y esta oportunidad surgió porque estoy acá”, dijo Rosenfeld a un medio local argentino.

Y es que no solo los extranjeros han viajado a Florida para recibir la vacuna, sino también habitantes de otros estados de EE.UU.

Un caso notorio fue el del expresidente de la compañía Time Warner, Richard Parsons, quien admitió en una entrevista con la cadena CNBC que voló desde Nueva York después de que consiguió un turno para inmunizarse en Florida.

Se desató el escándalo

Como respuesta a los casos en mención, así como la indignación de muchas personas que no han recibido su respectiva dosis, el gobierno de Florida anunció nuevos requisitos para obtener el antídoto; uno de ellos es la prueba de residencia.

“No se permite el turismo de vacunas. Es abominable, la gente no debería venir aquí para recibir una vacuna y salir volando”, dijo el director de Emergencias de Florida, Jared Moskowitz, en un comunicado esta semana.

El Departamento de Salud de Florida informó a BBC Mundo que hasta el pasado 27 de enero, poco más de 52.000 personas vacunadas fueron registradas como gente que vive “fuera del estado”.

De igual interés: EEUU: descubren los primeros dos casos de la cepa sudafricana de COVID-19

Los que sí la necesitan

Al mismo tiempo, miles de adultos mayores de Florida han padecido la falta de citas para acudir a los centros de vacunación, pues el estado ha tenido dificultades para obtener y distribuir las dosis del gobierno federal.

Shirley Hicks, una maestra jubilada de 70 años, dice que pasó tres semanas pegada a la computadora para encontrar una cita para su esposo Michael, de 80 años.

“Me entristece, me enoja”, dice Hicks a la agencia Reuters sobre la llegada de turistas que buscan vacunarse.

Podrían quedarse sin vacuna

Según el rastreador de vacunas de Bloomberg, se han administrado casi 15 millones de dosis en todo Estados Unidos.

Especialistas en políticas de salud dicen que, en general, cuantas más personas reciban la vacuna, mejor. Sin embargo, el “turismo de vacunas” plantea preocupación sobre lo que sucederá con las personas que no tienen dinero o salud suficiente para viajar y buscar la vacuna.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió este martes que después de expandir la elegibilidad a las personas de 65 años o más, la ciudad estaba peligrosamente cerca de quedarse sin vacunas y podría comenzar a cerrar los centros el jueves, a menos que sea reabastecida.

Cerca de una cuarta parte de las dosis asignadas a la ciudad de Nueva York fueron administradas a no residentes, según datos de la ciudad. De Blasio dijo en una conferencia de prensa el 12 de enero que el tema era una “preocupación real”; agregó que aquellos que “viven fuera de los cinco condados y no son trabajadores esenciales no deberían recibir una vacuna en la ciudad de Nueva York”.

Fuente: CNN


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido