EEUU: Trump pide renuncia del fiscal que lleva el caso del hijo de Porfirio Lobo

603
Donald Trump
El fiscal Prett Bharara

REDACCIÓN. Donald Trump pidió en las últimas horas la renuncia de la renuncia a 46 fiscales de los Estados Unidos que habían sido nombrados durante la gestión del presidente Obama.

Entre ellos resalta el nombre del Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Sur de Nueva York Prett Bhara. Quien llevó el caso de Fabio Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo.

Fabio Lobo meses atrás se declaró culpable de narcotráfico en los Estados Unidos. El juez Prett Bharara, ejecutó su mano dura en casos de corrupción pública, delitos financieros y narcotráfico.

Fue Bharara quien llevó adelante la acusación en contra de sobrinos de la pareja presidencial venezolana. En este caso, Efraín Campo Flores, y Franqui Francisco Flores De Freitas.

Los Flores fueron hallados culpables de conspirar para ingresar a territorio estadounidense 800 kilogramos de cocaína.

Donald Trump solo envió cartas de despido

Donald Trump, presidente de los Estado Unidos

Aunque los fiscales de los Estados Unidos son nombramientos políticos, no todas las nuevas administraciones reemplazan a todos los fiscales al mismo tiempo.

La medida dictada por el Departamento de Justicia tomó por sorpresa a los neoyorquinos.

Bharara se reunió con el recién electo presidente Trump y le había pedido que se quedara y que él había aceptado. Sin embargo, Reuters reporta que, según una fuente cercana al asunto, Bharara aún no tiene clara su situación.

Además, aún no se sabe con certeza si todas las renuncias serán finalmente aceptadas.

El Fiscal de los Estados Unidos del Distrito Este de Nueva York, Robert Capers, emitió un comunicado indicando que “esta tarde, me instruyeron a renunciar a mi cargo como Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Nueva York, efectivo el 10 de marzo de 2017”, se lee.

Continuó su pronunciamiento anunciando que Bridget M. Rohde continuará la gran labor de su oficina como Fiscal Interina de los Estados Unidos.

La gestión de Capers llevó adelante la acusación en contra de los directivos de las federaciones de fútbol y algunos miembros de la FIFA conocido como el Fifagate y lleva el caso del Chapo Guzmán.