EEUU reporta reducción del 28% en los arrestos de migrantes en Junio

148
Reducción de arrestos
El departamento de Seguridad atribuyó las cifras a los esfuerzos de Honduras, Guatemala y El Salvador y a las operaciones conjuntas con el gobierno mexicano.

REDACCIÓN. Estados Unidos informó este martes que los arrestos de migrantes en la frontera con México cayeron un 28% en junio con respecto al mes anterior, después de que ambos países endurecieran los controles.

El Departamento de Seguridad Interior (DHS) dijo que la situación sigue siendo «una emergencia», con un total de 104.344 detenciones en junio en comparación con un nivel de 43.180 de hace un año.

El debate por la migración en la frontera agita la política interna estadounidense. Esto se debe a las denuncias sobre las condiciones que sufren los migrantes en los centros en los que son confinados.

Por otro lado, es clave para México, que se arriesga a que Trump le imponga aranceles a todas sus exportaciones si no logra frenar el flujo de personas que viaja hacia el norte.

El DHS atribuyó el descenso de las aprensiones al «enfoque cabal del gobierno» después de que los arrestos llegaran a un nivel de 144.000 mensuales en mayo.

Los paso de migrantes suelen descender en el verano boreal por las condiciones áridas de la frontera; pero el DHS también otorgó las cifras a los esfuerzos de Honduras, Guatemala y El Salvador, países de origen de las mayoría de las personas que migran, y a las operaciones conjuntas con el gobierno mexicano , el territorio de tránsito.

«Desde que el gobierno alcanzó el nuevo acuerdo con México, hemos visto un sustancial incremento en la cifra de interdicciones en la frontera sur», dijo el Departamento en un comunicado.

Lea también«Dos homicidios en todo El Salvador»: Bukele celebra la reducción de asesinatos

Denuncias y críticas

La reducción de las aprensiones se ve en todas las demografías, incluyendo menores no acompañados, unidades familiares y adultos solos, aseguraron las autoridades estadounidenses.

Según las cifras, hubo un descenso de los arrestos de migrantes de los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica, especialmente de Guatemala.

El DHS y la Patrulla Fronteriza han sido fuertemente criticados por las condiciones en las que se encuentran los detenidos, especialmente a los menores de edad. Asimismo, la congresista Judy Chu denunció esta situaciones «espantosas y repugnantes», al igual que los de la oposición demócrata.

Por su parte, el propio DHS manifestó en un informe de control su preocupación por el «hacinamiento y la detención prolongada».

A finales de junio, Kevin McAleenan, secretario interino del Departamento de Seguridad, dijo que las medidas para frenar la cantidad de personas estaban teniendo efecto. De igual manera proyectó que la caída sería de 25%.