EEUU empieza a marcar los pasaportes de delincuentes sexuales

Los delitos por los que fueron condenados serán indicados en la contraportada interior del documento, informó el Departamento de Estado de EE.UU.

76
pasaportes de delincuentes sexuales
Imagen referencial.

Estados Unidos toma acciones y empieza a marcar los pasaportes de delincuentes sexuales para notificar a autoridades extranjeras sobre su récord criminal en su país de origen.

El 31 de octubre entró en vigor una nueva norma en EE.UU.; según la cual los pasaportes de los condenados por delitos sexuales contra menores llevarán una marca.

Esto será una manera de informar sobre su condición cuando viajen al extranjero, reporta ‘The New York Times’. De acuerdo al Departamento de Estado, en la contraportada interior se agregará una frase que indique la condena recibida.

Los documentos de viaje más pequeños, conocidos como tarjetas pasaporte, ya no se emitirán. Solamente ocurrirá con los delincuentes registrados que abusaron de menores, dado que carecen de espacio para colocar esta marca.

Se especifica que el Departamento de Seguridad Nacional facilitará los nombres de los delincuentes al Departamento de Estado. Tras lo cual sus documentos serán revocados y reexpedidos con el nuevo sistema.

Por el momento, se desconoce cuántas personas recibirán estos pasaportes especiales.

Esta nueva política es uno de los requisitos de la llamada Ley Internacional Megan, aprobada en 2016. Su nombre se debe a Megan Kanka, una niña de 7 años cuya violación y asesinato fue en 1994.

Este caso inspiró unas leyes homónimas que estipulan el derecho de los ciudadanos a ser notificados cuando un delincuente sexual se muda a su vecindario.

Pasaportes de delincuentes sexuales

Pese a que la política de marcar pasaportes está destinada a “proteger a los niños y a otras personas del abuso y la explotación sexual, incluido el tráfico sexual y el turismo sexual”, esta medida ha generado críticas desde algunos ámbitos.

En este sentido, la organización sin fines de lucro Alliance for Constitutional Sex Offense Laws, que lucha por los derechos civiles de los delincuentes sexuales registrados, demandó al Gobierno estadounidense el año pasado por la medida.

Su argumentó señalaba que viola los derechos constitucionales de estas personas.

Fuente: RT Actualidad