EEUU: 144 meses de prisión para el ex policía hondureño, Juan Manuel Ávila

293
condena policía juan manuel ávila
Ávila se habría contagiado de COVID-19 en prisión, según la jueza.

TEGUCIGALPA, HONDURAS La justicia de Estados Unidos condenó este lunes a 144 meses de prisión al exoficial de la Policía de Honduras, Juan Manuel Ávila Meza, por delitos de narcotráfico.

La jueza Lorna Schofield fue la encargada de leer la sentencia para el expolicía, a tan solo unas horas de la lectura en el caso del exdiputado Juan Antonio Hernández.

Al leer la condena, la jueza remarcó que si en Honduras no existe ley, en Estados Unidos sí la hay. Agregó que la pena serán 144 meses de prisión, tomando en cuenta que el procesado se entregó voluntariamente y que se contagió de COVID-19 en la cárcel.

Al exoficial, quien también es abogado de profesión, se le acusó, junto a otros seis agentes, de participar en una conspiración masiva de tráfico de drogas (cocaína) con destino a los Estados Unidos.

Lea también – Juicio a Geovanny Fuentes: ¿Qué dijo el Departamento de Justicia de EEUU?

Algunas declaraciones de Ávila en el informe

Se sabe que ‘Los Cachiros’ han hecho temblar a altos funcionarios del gobierno hondureño, desde las cárceles en Nueva York, ténganme misericordia”, pidió.

Fui afectado por el narcotráfico en los niveles más altos del gobierno de Honduras. Señoría, hasta el hermano del presidente del país fue sentenciado por este tribunal, fue declarado culpable”, reza el informe.

Relación con «Los Cachiros»

Según informes, el exoficial Ávila Meza era una especie de comodín de «Los Cachiros». Él ingresó en 1994 a la Policía y fue suspendido en 1999 luego de que su esposa fuera condenada por fraude fiscal.

Sin embargo, se reincorporó a la institución policial en 2011 luego de interponer varias demandas. En todo ese tiempo aprovechó para graduarse de abogado, lo que permitió acercarse a «Los Cachiros».

Hizo varios trámites a la familia Rivera Maradiaga, gracias a los contactos de un primo de Devis Leonel, de nombre Rubén Santos -esposo de Marlene Alvarenga-, pastor de una iglesia y también expolicía, quien lo recomendó en 2004, indican informes desclasificados.

La fotografía se encuentra en los documentos finales sobre la lectura de sentencia.

La acusación se presentó  en junio de 2016 y detalla que a través de sobornos a funcionarios públicos, estos acusados ​​acordaron garantizar el paso seguro de toneladas de cocaína a través de las selvas de Honduras en su camino hacia EE.UU.

Según los informes presentados, Ávila estuvo involucrado con «Los Cachiros» para obtener acceso a propiedades derivadas de drogas legalmente restringidas. Por ejemplo, el Zoológico Joya Grande y el INRIMAR.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0