Ex soldado asesino de 3 policias
Ex soldado de la Marina estadounidense fue quien baleó y mató este domingo a tres policías de Baton Rouge

Estados Unidos.  Ex soldado, quien combatió en Irak fue quien asesinó este domingo a tres policías de Baton Rouge, a menos de dos semanas después de que otro hombre afroamericano falleciera por disparos de la policía en esa ciudad del estado de Louisiana.

Otros tres agentes resultaron heridos, uno de ellos de gravedad. La policía dijo que el ex soldado murió abatido en el lugar de los hechos.

Éste fue identificado como Gavin Eugene Long, de Kansas City, quien fue parte de la Marina estadounidense, cumplió 29 años el pasado domingo, el mismo día en que protagonizó el sangriento tiroteo en Baton Rouge.

El ex soldado Long, que era de raza negra, sirvió en la Marina de Estados Unidos entre 2005 y 2010, alcanzando el rango de sargento. Estuvo desplegado en Irak de junio de 2008 a enero de 2009, según registros militares.

Aunque se cree que fue la única persona que disparó a los policías, las autoridades investigaban si tuvo algún tipo de ayuda.

«No estamos listos para decir que actuó solo», dijo el mayor Doug Cain, vocero de la policía estatal. Dos personas «de interés en el caso» fueron detenidas para ser interrogadas en Addis, una población cercana, aunque más tarde quedaron en libertad sin cargos.

Además: EEUU: Alcalde confirma muerte de tres policías en Baton Rouge

Durante su etapa en las Fuerzas Armadas del país norteamericano Long obtuvo varias medallas, incluida una por buena conducta, y recibió una baja con honores. En el mercado laboral se presentaba como «especialista en redes de datos».

La Universidad de Alabama emitió un comunicado diciendo que Long asistió a clases durante un semestre en la primavera de 2012. Mientras que un vocero de la escuela dijo que la policía de la universidad no tuvo interacciones con él.

Reacciones

La balacera, ocurrida a menos de una milla (1,6 kilómetros) del cuartel de la policía, se suma a las tensiones entre la comunidad negra y la policía del país. Pocos días antes, uno de los agentes asesinados publicó un emotivo mensaje en Facebook sobre los retos del trabajo policial en la situación actual.

El presidente norteamericano Barack Obama instó a los estadounidenses a dejar de lado las declaraciones y las acciones hostiles.

«No necesitamos que se lancen acusaciones imprudentes para conseguir puntos políticos o hacer avanzar una agenda. Necesitamos atemperar nuestras palabras y abrir nuestros corazones (…) todos nosotros», afirmó el mandatario estadounidense.

Éste fue el cuarto incidente de alto perfil con policías registrado en Estados Unidos en las dos últimas semanas. En total, la violencia se cobró la vida de ocho agentes, entre ellos los de Baton Rouge, y dos civiles, y ha encendido un debate nacional sobre la discriminación racial y el trabajo de la policía.