Edwin Midence tras quedar en libertad: «No soy asesino, ni pertenezco a ninguna pandilla»

630
Edwin Midence
Midence asegura que es inocente y que no pertenece a ninguna pandilla.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El joven Edwin Manuel Midence Cruz, quien fue arrestado en la frontera de Las Manos, al oriente de Honduras, por suponerlo sospechoso de ser uno de los asesinos de los cuatro jóvenes en el Estadio Nacional el sábado anterior, reveló cómo fueron esas horas en las que permaneció privado de libertad.

En primer lugar, el aficionado del Motagua aseguró que él estuvo en el estadio ese sábado 17 de agosto de 2019. Seguidamente, manifestó que se siente moralmente desanimado por cómo la Policía lo expuso ante la ciudadanía a nivel nacional. «Para toda Honduras soy un asesino», dijo.

De igual forma, Midence Cruz relató que su detención se dio en la frontera entre Honduras y Nicaragua, cuando él regresaba de presenciar el partido internacional de Motagua en tierras nicaragüenses.

Es preciso mencionar que Edwin Manuel es residente de la colonia El Chimbo, ubicada en la carretera que se dirige desde Tegucigalpa hacia el municipio de Valle de Ángeles.

Lea también: ¡Se equivoca! Policía deja en libertad a sospechoso de matar a barristas en el Nacional

Este fue la declaración de Edwin Midence, la cual brindó a un canal de televisión ayer en horas de la noche, cuando recién fue puesto en libertad:

Testimonio: 

Esta mañana nosotros veníamos de Nicaragua, la Polícia de Honduras me agarró porque, según ellos, yo fui uno de los autores de los asesinatos que ocurrieron el pasado sábado en el Estadio Nacional.

Yo no tengo nada que ver. Yo venía tranquilo de un estadio de mirar al Motagua porque sí soy aficionado. No pertenezco a ninguna mara o pandilla como dijeron los medios.

Me dijeron que yo era uno de los autores. Ellos se dejaron llevar por unos vídeos, donde ni siquiera se ve quiénes son. El sábado ni siquiera fui al estadio, estábamos en un celebración que tenía un amigo que estaba cumpliendo años. Estuvimos como desde las 6:30 de la tarde hasta la 1:00 de la madrugada. Nos dimos cuenta de lo que pasaba porque era una noticia a nivel nacional y todos los noticieros lo estaban pasando.

Me detuvieron como a las 9:00 de la mañana y me trajeron para Danlí. Allá me dijeron que venía (a Tegucigalpa) para investigación. De ahí me trajeron acá, a la Kennedy, y de ahí vinieron las cámaras.

Interrogatorio:

Solo me decían que les dijera quiénes fueron y yo no sé quiénes son, pues. Estuve desde las 9:00 de la mañana hasta ahora que me dejaron salir porque dijeron que no tenía nada que ver cuando ya me exhibieron, cuando según ellos pertenezco a una pandilla. Soy aficionado del Motagua, pero no pertenezco a ningún grupo delictivo como ellos dicen.

Se llevaron mi ropa, mis tenis y ahora me sacan. Encontraron un pantalón que nada que ver, supuestamente para investigación. Ahora me sacan, no me dicen nada y me dicen que no tengo nada que ver.

Siempre estuvo solo:

Siempre estuve solo. Sería mentir si digo que ellos fueron agresivos, siempre estuvieron tranquilos. Me siento emocionalmente mal, para todo Honduras soy un asesino, marero y nada que ver. No pertenezco a ninguna mara como dicen ellos.

Solo me dijeron ‘subite’. Me subieron a un vehículo. El operativo fue en la frontera de Las Manos. No estuve en el estadio, no soy un asesino, no pertenezco a ninguna mara, a ninguna pandilla. Soy inocente y por eso estoy dando la cara.

No le dieron documentos:

Solo me soltaron, me tomaron la huella y me ficharon, no me dieron acceso a una llamada telefónica. Estoy moralmente mal. Qué piensa la gente de mí por lo que ellos dijeron. Me pusieron como un asesino cuando no lo soy.