Educación virtual refleja más alumnos desertores en Cortés; no hay plan económico

448
Imagen relacionada a clases virtuales.

Honduras. A raíz de la pandemia del coronavirus, las aulas de clase en el país quedaron vacías, y la enseñanza se transfirió al área virtual, pero en Cortés hay cada vez más, estudiantes desertores.

Sin embargo, no todos los estudiantes han recibido la misma calidad o el mismo acceso, y a tres meses y medio del proceso, más alumnos pierden contacto.

Ha expuesto la dirigencia magisterial, asociación de padres y madres de familia y estudiantes sampedranos. La Secretaría de Educación no ha operado de manera funcional en su totalidad.

El ente gubernamental no ha «asignado una partida presupuestaria para costos de internet y recargas para padres de familia como para docentes», denuncia Raúl Soberani, presidente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh).

En consecuencia, muchos estudiantes de básica y media no pueden estar en constante apego a las plataformas digitales, mandar tareas o recibir los trabajos y clases que los docentes dan.

Para conocer más a detalle la problemática, Tiempo Digital se contacto con el Director Departamental de Educación de Cortés, Milton Ayala, pero hasta el momento no ha dado respuesta.

No obstante, el director del Instituto José Trinidad Reyes, José Carballo, dijo que en su colegio tienen «alrededor de 800 alumnos sin contacto». Por lo que esta semana estarán «haciendo nuevo recuento».

El licenciado Carballo expone que son 4500 los educandos del Reyes, y «el 60% procede de asentamientos en precario, en otras palabras de los bordos».

No hubo capacitaciones y Cortés se desactiva más

No obstante, Soberani que del 90% de estudiantes que iniciaron sus clases virtuales en el departamento de Cortés, ahora sólo hay el 55% y 60%. Esto incluye a San Pedro Sula.

Por otro lado, manifestó que cuando los profesores y profesoras se fueron a cuarentena, la Secretaría de Educación no dio las capacitaciones adecuadas para el nuevo sistema educativo a través de redes sociales.

Además, los maestros «han costeado estos servicios durante estos meses. Algunos ya «no tienen capacidad pues gastan más de 400 lempiras mensuales. Sólo en recargas celulares, para mantener activo el WhatsApp., una de las app más usadas. Otros pagan líneas de teléfono e internet constante para usar Zoom, por ejemplo, para reuniones.

Cabe señalar, que el áreas rurales del departamento, donde no hay acceso a internet, aún esperan los fascículos educativos que la Secretaría de Educación ha prometido como herramienta de clases.

Todo lo anterior muestra la constante precariedad del sistema educativo en el país, y que muchos de estos niñas y niños o adolescentes tienen riesgo de terminar un año sin obtener los conocimientos adecuados.

Aún más, porque el Gobierno dijo que los estudiantes que no se pueden conectar no van a perder el año lectivo, pero si lo pasan, ¿cuáles serán sus conocimientos? Es tiempo de que el Ministerio empiecen a trabajar con calidad.

—————————————————————————————————

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo