Edil de Guarizama sobre desalojos: «Solo nos podrán sacar matándonos o metiéndonos presos»

361
Román Ruiz
Román Díaz, alcalde de Guarizama indicó que quiere luchar contra el Covid-19 de la mejor forma,

REDACCIÓN. El alcalde del municipio de Guarizama, Olancho, Román Ruiz Díaz, confirmó este día que han cerrado totalmente el poblado y nadie podrá ingresar a menos que cumpla con los requisitos que pide el Gobierno para circular con libertad en el país.

Sin embargo, el edil manifestó su preocupación, al igual que la de los demás pobladores, debido a la ordenanza del Gobierno en donde se especifica que todos aquellos que bloqueen la libre circulación, serán desalojados.

«Lo que nos tiene más preocupados es el comunicado por parte del Gobierno, en donde las fuerzas vivas y salud y la corporación municipal determinaron detener a las personas. Hablan de que habrán desalojos en todos aquellos lugares donde haya rastras o carros pesados u otro tipo de situaciones», indicó. «Nosotros estamos cumpliendo y acatando lo que el Gobierno dijo, que pueden circular todo tipo de vehículos que lleven alimentos y los carros con salvoconducto», agregó.

Lea también: Abogados independientes piden saco solidario por crisis del COVID-19

Román Ruiz: Vivos o muertos 

Por otro lado, alcalde Román Ruiz envió un mensaje claro a la autoridades del orden público. «Si la Policía nos viene a desalojar solo nos podrán sacar de dos formas, lo podrán hacer de dos formas: metiéndonos presos o matándonos«.

Asimismo, dijo que en la mayor parte del territorio olanchano no se le dará pasada a nadie, ya que el departamento está limpio de coronavirus y sus habitantes quieren seguir de esa forma.

«Nosotros tenemos el temo de que si ese decreto se cumple nosotros estaríamos siendo penalizados legalmente. Le pedimos al Gobierno de que no vaya a cometer ese error. Pero si nos quieren desalojar pues solo se encontrarán un pueblo de frente, defendiendo sus derechos y evitando el contagio», agregó.

Finalmente, Román Ruiz explicó que han puesto conos y alambre de púas para advertir del cierre del paso para los que quieran ingresar al municipio. «Y si alguien se acerca, pues entonces le preguntamos qué viene a hacer, y si cumple con los requisitos que el Gobierno establece, entonces lo bajamos de carro y lo desinfectamos», cerró.