Economista: Alivio de deuda no beneficia a particulares; solo Mipymes

350
Economista alivio de deuda
El economista, José Luis Moncada, expuso que los préstamos personales y el pago de tarjetas de crédito es un tema que requiere de otro tipo de análisis que ya deben decidir los bancos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La ciudadanía en general que adquirió prestamos con los bancos y que aún debe el pago de sus tarjetas de crédito quedó fuera de los beneficios que otorgan los mecanismos de alivio de deuda que recientemente aprobó el gobierno hondureño ante la crisis económica que genera la COVID-19 en el país.

Así lo explicó este miércoles el expresidente de la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), José Luis Moncada, quien definió que dichos beneficios se otorgarán, únicamente, a personas naturales y jurídicas pertenecientes al sector Mipyme y que resultaron afectados en sus finanzas por la pandemia de la COVID-19.

“Se habla de emprendedores ya sean individuales o en sociedad que hayan tenido un negocio y que hayan solicitado un crédito para ese objetivo. Estos deben demostrar que la COVID-19 no le permitió seguir trabajando, produciendo y generando para el pago”, aseguró el exfuncionario.

En ese sentido, el economista expuso que los préstamos personales y el pago de tarjetas de crédito es un tema que requiere de otro tipo de análisis que ya deben decidir los bancos.

“Por ejemplo, personas individuales que no son emprendedores y que son despedidos y se quedan sin trabajo eso es un tema aparte. Yo considero que en estos mecanismos de alivio de deuda no se debió tomar en cuenta a la ciudadanía en general porque es bien difícil. Ese es un tema diferenciado. Ahí influye que el emprendimiento genera comercio, contratación de mano de obra, y producción. Normalmente el préstamo individual que no es Pyme es de consumo, vivienda, vehículos y allí el tratamiento es diferenciado”, aseveró.

Nota relacionada: Rescate Solidario Mipymes: ¿qué es, beneficios y cómo acceder a él?

Mayoría de clientes del sistema bancario tienen créditos de consumo

En torno a qué debe proporcionar el sistema bancario para que las personas individuales puedan salir de sus deudas, Moncada dijo que el análisis es bastante particular de cada banco.

Lo anterior, debido a que el sistema financiero tiene que cumplir con una normativa de la institución que es de carácter general. Es decir, constituir deudas, cobrar, ver como liquida, refinanciar, pero son condiciones muy propias de un mercado normal de clientes de consumo y no de Pymes ni de microempresarios.

“Allí cada banco tiene su política especial o particular y también depende mucho del cliente. La mayoría de los clientes que tienen créditos de consumo con garantías. Es decir que, el banco no va a perder. Ejemplo de eso, es que, si saca un préstamo para comprar una casa y no la paga, tiene la vivienda hipotecada, el carro tiene garantía, si se saca prestamos para otra cosa siempre se tiene una garantía. Entonces ahí, lo que hacen los bancos solamente es ejecutarla”, reiteró el experto.

Cabe mencionar que, Moncada enfatizó en que, el beneficio de los mecanismos de alivio anunciados por el gobierno, solamente habla de Micros y Mipymes afectadas por la COVID-19. Por lo cual, las demás personas individuales quedan por fuera de dicho proceso.

Lea también: CNBS: Más de 600 deudores han sido beneficiados con alivio de sus créditos

Personas individuales deben cumplir con sus compromisos sea como sea

En cuanto a las denuncias de la no aplicación del alivio de deudas, dijo que la normativa que emitió la CNBS, dice que el banco “podrá” dar alivios si así lo considera.

“Muchos bancos lo dieron y hay otros que no. Entonces allí no era obligación del banco porque la resolución de la Comisión nunca puso que era de carácter obligatorio”, señaló.

Consultado sobre si a las personas que están fuera del beneficio se les podría dar un alivio, el entendido en el tema, puntualizó que ese es un tratamiento particular de cada banco y del contrato que tenga con cada cliente.

Es muy difícil que puedan sacar una normativa de carácter general porque sería una desventaja financiera para los bancos. Ellos (los bancos) trabajan con depósitos de los sobrantes y tienen que asegurar eso. Si se le da alivio a una persona individual lo que hace es perder al depositante intereses. Y es ahí donde el banco debe buscar un equilibrio para cuidar los depósitos. Las personas particulares deben cumplir sus obligaciones sea como sea o sino el banco ejecuta las garantías”, concluyó.