SANTA BÁRBARA, HONDURAS. Las autoridades siguen indagando en el móvil, la identidad y la ubicación de los sujetos que le quitaron la vida a Alex Edgardo Tábora Ramírez, más conocido como “Gaydo”, hecho ocurrido el pasado sábado en horas de la noche en el occidente del país.

Es importante mencionar que Tábora Ramírez era propietario el equipo de fútbol Sula FC, club que jugó contra el Real España de Liga Nacional por la Copa Presidente en el año 2015.

La Policía informó que el ahora occiso estaba siendo vigilado por los criminales desde hace un tiempo, pero sólo esperaron que saliera de la iglesia de Asambleas de Dios, para arrebatarle la vida de forma despiadada y desde un vehículo en el que se transportaban.

El cuerpo del empresario quedó totalmente ensangrentado dentro del automóvil que conducía. Pues los malhechores le infirieron varios disparos hasta matarlo. También, informaron que Tábora se había salvador de morir en varias ocasiones, pues sufrió diversos atentados y seguía vivo de milagro.

TÁBORA YA HABÍA DENUNCIADO LOS ATENTADOS, POR LO QUE SE BLINDÓ

Cabe mencionar que el hombre fue arrestado en noviembre del año 2015. Lo anterior, por estar involucrado en una banda criminal junto a otras siete personas.

El operativo fue ejecutado en ese entonces por miembros de la Fuerza de Seguridad Nacional (FUSINA). Así como por la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico (DLCN).

Las autoridades allanaron tres viviendas donde residían los sospechosos. A quienes les decomisaron varias armas de fuego y cuatro vehículos, entre ellos uno blindado propiedad de Tábora Ramírez.

Los detenidos fueron acusados de cometer asesinatos, extorsiones y asaltos a camiones con mercadería. Posteriormente, Tábora fue llevado a la cárcel de máxima seguridad conocida como “El Pozo”, en Ilama, Santa Bárbara. Se dijo que estuvo encarcelado por más de un año. Pero tras recuperar su libertad, fue asesinado.

Tábora había sufrido varios atentados y de todos había salido bien librado, menos del último.