Dos encostalados y un ensabanado en menos de 24 horas en la capital

1303

TEGUCIGALPA. Dos cadáveres ‘’encostalados’’ fueron encontrados ayer miércoles en horas de la noche por dos pepenadores en el anillo periférico de a capital, mientras que este día a tempranas horas, fue encontrado otro cadáver envuelto en costal al norte de la capital.

Los primeros dos costales o sacos de mezcal, que estaban junto a otros bultos de basura eran dos personas que habían sido descuartizadas y lanzadas desde un carro en marcha en la solitaria calle que conduce a la colonia Loarque, en Comayagüela.

Estas dos víctimas fueron identificadas como dos menores de edad identificados como Douglas Eduardo Medina Gonzáles de 15 años de edad y su amigo Antony Banegas Funez , de 16 años de edad, informaron las autoridades.

De acuerdo con testimonios, las víctimas salieron de la colonia Hato de Enmedio de ayer y horas más tarde desde el teléfono de uno de ellos se envió el mensaje a las familias donde decían que los «iban a matar».

Minutos después la familia recibió una foto de ellos aún con vida y, solo transcurrido un corto período de tiempo, las familias de los muchachos recibieron una escalofriante imagen ya mostrando los cadáveres dentro de sacos.

Los cuerpos fueron entregados este jueves en horas de la mañana por personal de Medicina Forense y trasladados por las familias hasta sus hogares donde serán velados y posteriormente se les dará cristiana sepultura.

Esta mañana:
El cadáver ‘’ensabanado’’ de una persona del sexo masculino, fue encontrado la mañana de este jueves en un sector del norte de la capital. El cuerpo fue encontrado por transeúntes en una cuneta de la calle que comunica a las colonias Torocagua y Rafael Leonardo Callejas, localizadas al norte de la capital.

l

En la escena se puede apreciar la cabeza de la víctima a la que le colocaron un torniquete en el cuello atado a un palo de madera.
En ese sentido, se presume que el hombre fue torturado en una denominada casa loca y luego de asesinarlo fueron a tirar el cuerpo a ese lugar envuelto en sábanas blancas.

Esta no es la primera vez que van a tirar cadáveres a ese lugar, indicaron transeúntes que descubrieron el cuerpo y dieron alerta a la Policía.

Hasta ese lugar llegaron agentes de la Policía Nacional que procedieron a asegurar la escena a la espera del personal del Centro de Ciencias Forenses del Ministerio Público y de Inspecciones Oculares de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), para hacer el reconocimiento y levantamiento del cadáver para posteriormente trasladarlo a la morgue capitalina donde luego de practicarle la autopsia, se determinarán las causas de su muerte.

 

(Foto cortesía Proceso Digital)