27.6 C
San Pedro Sula
domingo, julio 3, 2022

Dónde guardar la mascarilla y dónde no

Debes leer

REDACCIÓN. Casi dos años desde que la pandemia del Covid-19 llegó a nuestras vidas y nos obligó a utilizar mascarillas. Sin embargo, hay quienes aún no se acostumbran a usar este importante objeto.

Las medidas de bioseguridad se han relajado un poco y ya nos permiten quitárnosla pero esto se vuelve un problema para muchas personas. Y es que muchos suelen perderlas o las guardan en cualquier lugar. Por nuestra seguridad es importante saber como manipular y guardar la mascarilla correctamente, por eso te contamos donde puedes guardar o no tu mascarilla:

En una bolsa

Usar una bolsa o sobre de papel, o bien en una funda o bolsita de tela es la solución más adecuada para guardar la mascarilla. ¿Por qué? Porque son materiales transpirables que evitan que se concentre la humedad de la mascarilla y permanezca mojada o crezcan bacterias.

Cajitas de plástico

¿Las cajitas de plástico no valen? El plástico sin perforar no transpira, retiene la humedad, así que no valdrían para este fin. Aunque venden unas cajitas de plástico perforadas, con agujeritos, que sí servirían perfectamente y cumplirían con la función.

Existen cajitas de plástico que son ideales para guardarlas.

Al guardar tu mascarilla recuerda que la higiene es clave, y debes evitar en lo posible tocar la parte frontal y la interna, quitándola y sosteniéndola por las cintas. Al guardarla, es preferible que la parte en contacto con nuestra cara esté doblada hacia adentro, para que esté lo más protegida posible. En cualquier caso, recuerda lavarte las manos antes y después de hacerlo.

Lea además: Mascarillas contra la COVID-19 ¿A quién protegemos al usarlas?

Dónde no debes guardar tu mascarilla

Estos son algunos de los sitios donde no deberías guardar o apoyar tu mascarilla:

  • Colgada en el cuello: ya sea simplemente bajándotela o colgada con una cadenita similar a las usadas para las gafas o el celular. Con este hábito solo lograras ensuciar tu ropa y además puede que tengas bacterias en la barbilla y al colocártela, las lleves a tu nariz y boca.
  • Enroscada en el codo o brazo: al igual que en el caso anterior podemos acabar rozándola con cualquier superficie.
  • En un bolsillo de la ropa: aparte de requerir doblarla de más y arrugarla, puede estar en contacto con monedas, llaves o el mismo forro del pantalón.
  • En un bolso o bolsillo de una mochila: el efecto puede ser el mismo que en la ropa, hoy día llevamos de todo y al sacarla puede engancharse y acabamos cogiéndola por la tela en lugar de por las gomas.
  • Apoyada sobre la mesa de la terraza o la cartera: una de las zonas donde más la dejas expuesta a patógenos.
Sostener la mascarilla en el codo puede ser un riesgo ya que es una superficie que toca otros lados.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido